Viernes, 10 de abril de 2020

El Senado suspende toda su actividad salvo el registro telemático

El pleno del Senado se ha visto este martes obligado por la crisis del coronavirus a recurrir a una sesión telemática exprés. EFE/Kiko Huesca
El pleno del Senado se ha visto este martes obligado por la crisis del coronavirus a recurrir a una sesión telemática exprés. EFE/Kiko Huesca
El Senado no celebrará más sesiones plenarias, tras el pleno "exprés" celebrado esta mañana con solo cinco senadores en el hemiciclo, mientras los demás han votado a distancia por la crisis del coronavirus, y aunque no cerrará del todo su actividad se limitará al registro telemático de iniciativas.

La Junta de Portavoces y la Mesa de la Cámara, en dos reuniones sucesivas en las que parte de sus miembros han intervenido por videoconferencia, han abordado la insólita situación generada en la vida parlamentaria por la supresión generalizada de actividades en cumplimiento del estado de alarma decretado por el Gobierno.

El portavoz del PP, Javier Maroto, ha planteado en la Junta la posibilidad de mantener la semana próxima el pleno que todavía estaba convocado para celebrar una sesión de control al Gobierno, aunque fuera mediante videoconferencia de los senadores interpelantes.

Sin embargo, según ha explicado en rueda de prensa la vicepresidenta de la Cámara, Cristina Narbona, al término de la reunión de la Mesa, desde la Secretaría General de la institución se les ha explicado que tal posibilidad era inviable, no solo desde el punto de vista técnico, sino también por razones jurídicas.

Y ello porque aunque el Congreso celebre mañana una sesión en la que comparecerá el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para informar de la activación del estado de alarma, y tenga previsto otro pleno el día 24, ambas convocatorias obedecen a preceptos constitucionales derivados del artículo 116.2 de la Carta Magna, ha explicado Narbona.

En el primer caso, la Constitución obliga al presidente a rendir cuentas al Congreso en caso de una declaración de alarma, y en el segundo el pleno se convoca para convalidar los decretos leyes aprobados para hacer frente a la pandemia del COVID-19.

Son, por tanto, reuniones de la Cámara Baja previstas en el "marco constitucional", ha insistido Narbona, en tanto que para el Senado no hay "cobertura jurídica" que ampare celebrar plenos telemáticos o, como hará mañana en el Congreso, con una pequeña representación de los grupos en el hemiciclo.

También ha invocado razones técnicas para poder habilitar una sesión completamente virtual, ya que los servicios informáticos del Senado establecen el límite de 32 conexiones simultáneas de senadores al mismo tiempo como las empleadas hoy para celebrar la Junta de Portavoces y la Mesa con varios participantes a distancia.

Ambos órganos se volverán a reunir el próximo 31 de marzo para evaluar la situación y adoptar las medidas que correspondan.

Respecto al pleno celebrado hoy, con cuatro miembros de la Mesa y el senador madrileño del PP David Erguido en el hemiciclo, único asistente porque no logró votar telemáticamente debido a fallos en el sistema, Cristina Narbona ha defendido la plena legalidad del uso de un método de votación excepcional para un caso como este.

Por lo pronto, ha apuntado que la embajada de Macedonia del Norte estaba esperando que el Senado avalara el protocolo de su incorporación a la OTAN porque España era el único país miembro que todavía no había dado el visto bueno a su admisión.

Pero también ha recalcado que la pandemia del coronavirus ha creado una "situación excepcional" que "valida" el uso del voto a distancia en el Senado y ha asegurado que este tipo de recursos se restringirán "al mínimo imprescindible".

No hay constancia de más positivos en coronavirus entre los 264 senadores que el de la senadora del PP por Ourense Carmen Leyte, pero sí se ha contabilizado un 10 por ciento de bajas médicas entre los trabajadores de la Cámara por haber presentado "síntomas leves" pero sin verificación de que estén afectados por la pandemia.

Además, 100 funcionarios y laborales se han acogido a las medidas de conciliación previstas por la Mesa y el resto han recurrido al teletrabajo, de manera que el Senado sostiene unos "servicios mínimos imprescindibles", ha reseñado Narbona, para las próximas semanas.