viernes, 18 de septiembre de 2020

Seis países europeos refuerzan los controles a los viajeros que les lleguen desde España

Vista de un avión de Iberia en la Terminal 1 del aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas. EFE/Mariscal/Archivo
Vista de un avión de Iberia en la Terminal 1 del aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas. EFE/Mariscal/Archivo
Seis países europeos -Alemania, Austria, Francia, Bélgica, Hungría y Rumanía- han reforzado los controles sanitarios obligatorios para los viajeros que lleguen desde España como medida para frenar la expansión del coronavirus.

Todos salvo Hungría ya imponían medidas de control a los viajeros que llegaban de determinados territorios españoles, pero en las últimas horas los han ampliado a nuevos territorios o reforzado, informan los ministerios de Asuntos Exteriores de esos países.

Así, las autoridades sanitarias de Hungría han retirado a España de la lista de los destinos más seguros, lo que obliga a los viajeros que lleguen desde allí a presentar dos pruebas PCR negativas en el plazo de cinco días o someterse a una cuarentena de dos semanas.

España pasa del "verde" al "amarillo" en el semáforo húngaro que muestra la situación en cada país según tres colores, con el rojo como la situación más grave.

Por su parte, Bélgica ha añadido a Madrid y Baleares a la lista de zona naranja, para las que se recomienda que los turistas que regresen hagan cuarentena, en la que ya estaban Girona, Tarragona, País Vasco, La Rioja, Extremadura, Soria, Guadalajara, Castellón, Valencia, Murcia y Almería.

Estas regiones se unen a otras zonas de España incluidas en la lista roja de lugares a los que no está autorizado viajar, que incluyen a Aragón y Navarra y las provincias catalanas de Barcelona y Lleida.

También Francia desaconseja ahora viajar a Aragón por la situación epidémica allí, con lo que se convierte en la segunda comunidad autónoma española afectada por esa recomendación, junto a Cataluña, adonde ya se pedía evitar esos desplazamientos desde el 24 de julio.

El Ministerio de Exteriores francés incita "fuertemente" a que los franceses que se encuentran actualmente en Aragón, a su vuelta a Francia, se hagan un test PCR, para ver si se han infectado por la COVID-19, aunque no les obliga ni les exige que hagan cuarentena.

Además recuerda que hay siete comarcas, incluidas las ciudades de Huesca y Zaragoza, que han tomado disposiciones especiales que han supuesto dar marcha atrás en los planes de dirigirse a la "nueva normalidad" y se aplica la llamada "fase 2 flexibilizada".

Desde el pasado 24 de julio, Francia también desaconseja viajar a Cataluña y pide a los franceses que se encuentren allí hacerse una prueba de coronavirus a su vuelta a su país, especialmente quienes haya estado en el área metropolitana de Barcelona y en la provincia de Lleida en las comarcas del Segrià, donde se encuentra la capital, y la Noguera.

Por su parte, Alemania ha decretado que los test de la COVID-19 serán obligatorios a partir de este sábado para todos los viajeros que regresen de zonas consideradas como de alto riesgo, entre las que actualmente se cuentan Cataluña, Aragón y Navarra.

Los viajeros que procedan de España también deberán presentar un test negativo de coronavirus para entrar en Austria, que ha anunciado que a partir del lunes próximo recomendará no viajar a todo el territorio español, salvo las Islas Baleares y Canarias.

Hasta el momento, el Gobierno austriaco no ha emitido ninguna advertencia para las Islas Baleares (incluidas Mallorca, Menorca e Ibiza) y las Islas Canarias (incluidas Tenerife, Fuerteventura y Gran Canaria), pero desaconseja "expresamente" viajar a cualquiera de "todas las provincias de la península Ibérica.

La República Checa mantiene a España en la lista de países sin riesgo, pero exige a los españoles que trabajan en el país y que regresan ahora desde España presenten una prueba PCR negativa o se sometan a una cuarentena de dos semanas.

El requisito del test o la cuarentena no será necesario para los turistas españoles, ni tampoco para los que transiten por el país, informa la web de la Embajada de España en Praga, que subraya que la prueba debe realizarse "dentro del territorio de la República Checa y no debe tener más de 4 días de antigüedad".

Finalmente, las autoridades danesas han anunciado este jueves que, a partir de ahora, desaconsejan los viajes no imprescindibles a España, aunque no imponen ninguna cuarentena.

La medida, que entrará en vigor mañana, viernes, a las 22.00 horas GMT, afecta también a Andorra.

El Ministerio danés de Asuntos Exteriores ya aconsejaba desde hacía dos semanas a quienes se desplazaran a las regiones españolas de Aragón, Cataluña y Navarra que se sometan a su regreso a un test de COVID-19.

La lista de países que imponen condiciones de entrada a viajeros o turistas que lleguen desde España varía casi todos los días y se puede consultar en una infografía que el Ministerio de Asuntos Exteriores español publica diariamente en su cuenta de Twitter.

El Ministerio también actualiza diariamente los consejos y recomendaciones de viaje para cada país, que aparecen publicados en su página web.