viernes, 21 de junio de 2024

La ministra de Trabajo se opone al plan de Inclusión y Migraciones de flexibilizar los requisitos para regularizar migrantes

VALLADOLID, 17/05/2023.- La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, participa en un acto electoral este miércoles. EFE/ R. García
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en un acto electoral. EFE/ R. García

Agencia EFE

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se ha mostrado reticente a la propuesta del ministro de Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, de rebajar los requisitos para facilitar la regularización de los migrantes que lleven dos años en España en situación irregular y hagan una formación.

"El acento está en garantizar la formación de calidad y, créanme, que cuando hablamos de formación en calidad no cabe flexibilización alguna, cabe hablar de trabajos dignos", ha dicho la vicepresidenta segunda este miércoles en declaraciones a los periodistas en la sede de su departamento tras las reuniones para abordar la prevención de riesgos laborales de las empleadas de hogar.

La instrucción del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones flexibiliza las condiciones que se exigen a los inmigrantes que quieran regularizar su situación a través del arraigo por formación, una nueva figura introducida en la reforma de la Ley de Extranjería del pasado verano.

Tras indicar que analizarán "en profundidad" la propuesta del ministro de Inclusión, Díaz ha apostado por que los empresarios dispongan "de las condiciones laborales, no solo retributivas, adecuadas para que se pueda desplegar el mercado de trabajo con absoluta eficiencia".

"Ante el debate de la mano de obra, de dónde viene y cómo viene, yo no puedo ser más clara: las condiciones laborales en nuestro país tienen que ser mejoradas", ha remarcado la vicepresidenta, que ha recordado que muchos trabajadores de la agricultura se van a la vendimia francesa en vez de hacerla en España.

No obstante, Díaz ha ofrecido su apoyo en el caso de que se proponga una regularización extraordinaria como la que puso en marcha en 2005 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero: "Cuenten con nosotros", ha añadido.

La Comisión Laboral Tripartita de Inmigración, un órgano consultivo pero no vinculante entre la Administración General del Estado y las organizaciones sindicales y empresariales, ha conocido este miércoles la nueva instrucción de Migraciones.

Según ha explicado a EFE el responsable de Migraciones de CCOO José Antonio Moreno, se han dado un plazo de diez días para analizar la propuesta y comprobar si está funcionando o no el arraigo por formación, una figura que han solicitado, según el sindicato, 29.000 inmigrantes (22.000, según Inclusión) y se ha concedido a 12.000.

"No entendemos esta prisa, quizá desbocada, por parte del señor Escrivá para sacar adelante unas nuevas instrucciones que nosotros en este momento consideramos que no son necesarias", ha añadido.

UGT considera que la propuesta del Ministerio "va en la buena dirección", ya cree "fundamental" que se "garanticen los derechos de las personas migrantes en situación de vulnerabilidad". El sindicato pedirá fórmulas para que estas personas puedan compatibilizar la formación y el trabajo.

Por otro lado, la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) se ha mostrado a favor de esta "flexibilización", dado el "serio problema de falta de trabajadores que se concentra fundamentalmente en las pymes españolas, con menos recursos".

Aunque esto repercute en "sectores cruciales como la construcción, la industria, el transporte, la logística o el sector tecnológico", CEPYME alerta de que el problema se intensifica en las zonas despobladas, donde "la falta de mano de obra se generaliza" y las empresas carecen de "relevo generacional".