Lunes, 21 de octubre de 2019

NUEVO AÑO JUDÍO

Los judíos españoles celebrarán este domingo el nuevo año 5780

Mario Javier Sabán, doctor en Filosofía y Antropología y presidente de la red cultural judía Tarbut Sefarad.
Mario Javier Sabán, doctor en Filosofía y Antropología y presidente de la red cultural judía Tarbut Sefarad.

La comunidad judía española celebrará la noche del próximo domingo, 29 de septiembre, la entrada de un nuevo año, el 5780 según el calendario hebreo. Ese día el pueblo judío conmemora la creación del ser humano y marca unos días de balance espiritual en los que el fiel realiza un examen de conciencia para superar todos los errores cometidos en el año que concluye, según informa la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE).

Según informa la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), el Rosh Hashaná (Año Nuevo) se celebra en el mes hebreo de Tishrei (por septiembre-octubre del calendario gregoriano). Se considera que en este mes Dios creó el mundo y en este día creó al primer hombre: Adam.

La celebración comienza la víspera al anochecer (el próximo domingo) con el sonido del shofar, un cuerno de carnero que llama a la meditación, el auto examen y el arrepentimiento. Es el primero de los diez días de oración, penitencia y compasión que terminan en el Yom Kippur (Día del Perdón), que este año se comienza el martes 8 de octubre.

Rosh Hashaná y Yom Kippur se diferencian de otras fiestas judías en que no aluden a ningún acontecimiento histórico sino que son días de introspección, examen de conciencia y buenos propósitos para el año que comienza.

En la sinagoga también hay unas lecturas y se toca el Shofar, una especie de trompeta fabricada con un cuerno de carnero, cuyo sonido invita a "despertar" la conciencia de las personas con el fin de arrepentirse de los malos actos y volver a Dios.

Según la tradición, en la víspera de Rosh Hashaná las mujeres encienden las velas y recitan las bendiciones correspondientes. El día siguiente (el primer día del año), antes del encendido de las velas, se coloca fruta nueva de estación.

Durante la cena principal de bienvenida del nuevo año, se comen alimentos que simbolizan dulzura, bendiciones y abundancia. Es normal ver en la mesa manzanas, miel, cabeza de pescado, cabeza de carnero, puerro, acelgas, granadas y zanahorias, según señala la Federación de Comunidades Judías de España.

A los diez días de Rosh Hashaná, el sonido del Shofar rompe el silencio y anuncia la concesión del perdón tras el arrepentimiento. Durante el día de Yom Kipur mucha gente suele ayunar. Con la caída de la tarde se rompe el ayuno con una comida particularmente alegre. Además, se insta a buscar en la sinagoga a aquellas personas que están solas e invitarlas a sentarse a la mesa