Domingo, 05 de abril de 2020

Fundación Alternativas: España tira por la borda el tesoro de la juventud migrante

La sociedad española presenta un nivel "relativamente satisfactorio" de integración de la población inmigrante y tiene desde siempre una "actitud abierta" hacia ella, pero "los tiempos están cambiando" y está "tirando por la borda el tesoro de la juventud migrante", alerta la Fundación Alternativas.

Así lo ha expuesto este martes la analista de políticas sociales Nuria Moreno-Manzanero durante la presentación del estudio "Integración y segregación de la población migrante en España: ¿realidades paralelas?", en la que ha avisado de que "ser español ya no es lo que era" porque la diversidad "ha llegado para quedarse".

No en vano, nuestro país cuenta con cinco millones de extranjeros y 6,8 millones de españoles que han nacido fuera y se han nacionalizado. "La inmigración está en nuestro sistema productivo", y sin embargo, el debate migratorio está en toda la UE "completamente focalizado" en el control de las fronteras, ha señalado la experta.

De hecho, España ocupa el puesto número 11 de 38 en el Índice de Políticas de Inmigración e Integración (Mipex por sus siglas en inglés), una posición intermedia gracias a puntos "fuertes" como la reunificación familiar o la residencia permanente, pero otros "débiles" como la educación y leyes antidiscriminación, ha recordado.

Pese a que los españoles tienen una actitud "buena" y posiciones "muy abiertas" hacia los extranjeros, lo cierto es que es una sociedad dual y en la práctica tienen la mitad de salario medio anual y sufren más temporalidad y riesgo d exclusión, entre otras cuestiones.

Y en este contexto, España "está tirando por la borda el tesoro de la juventud migrante": recogiendo los últimos datos de Eurostat, el informe resalta la alta prevalencia del abandono escolar prematuro entre este colectivo (35,1% frente al 15,3% de españoles) y el elevado volumen que ni estudian ni trabajan ni reciben formación (23,4% frente al 14,6% de los de nacionalidad española).

Asimismo, añade, la concentración del alumnado de origen inmigrante en determinados centros, generalmente de la red pública, tiene que ver con "la segregación espacial en los barrios y la normativa de acceso a los centros, que no contribuye a un reparto más racional".

Tampoco en la población adulta la protección social es bastante, entre otras cosas porque la crisis "se llevó por delante" muchas de las medidas de este tipo; según el documento, teniendo en cuenta los elevados niveles de riesgo de pobreza y exclusión social que afrontan, que alcanzan el 50%, "el grado de utilización por los extranjeros de los servicios sociales básicos es realmente bajo".

Solo el 16 % de las personas que acuden a atención primaria son extranjeros y, de ellos, apenas seis de cada diez ha ido alguna vez al especialista y menos del 2% percibe una pensión, ha explicado Moreno-Manzanero.

"El balance de España en términos de integración social es relativamente satisfactorio, a pesar de la inacción de las políticas de ámbito estatal en este campo durante varios años. No obstante, hay poderosas razones que apuntan a la necesidad de su revitalización", concluye el estudio.

A la presentación ha asistido la secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul, quien ha celebrado que los españoles sean "generosos" tal y como muestran estos datos pese al auge de los discursos de ocio nacidos en los últimos tiempos.

"El fenómeno migratorio siempre ha estado ahí y hay que saber gestionarlo", ha subrayado la secretaria para añadir que hay que para esta labor hay que ser "inteligente y estratega".