miércoles, 01 de diciembre de 2021

España y Portugal, ejemplo en la UE por su cooperación durante la pandemia

CALVOS DE RANDÍN (OURENSE), 04/06/2020.- Entre Calvos de Randín (Ourense), conocido como el congelador de Galicia por sus bajas temperaturas, y Tourém, una freguesía portuguesa del ayuntamiento de Montalegre, se han disipado las fronteras que impuso la pandemia. Solamente los lunes y jueves, durante cuatro horas. En la imagen, un tractor cruza la frontera hispano-lusa en Calvos de Randín (Ourense). EFE/Brais Lorenzo
En la imagen, un tractor cruza la frontera hispano-lusa en Calvos de Randín (Ourense). EFE/Brais Lorenzo

Agencia EFE

España y Portugal, que mantendrán sus fronteras terrestres cerradas hasta que pase la Semana Santa, tienen una "perfecta cooperación" en la lucha contra la propagación de la covid-19, que sirve de "ejemplo excelente" a la Unión Europea, declaró el ministro de Interior portugués, Eduardo Cabrita.

La cooperación es muy buena "a la hora de coordinar los controles en las fronteras", dijo el ministro, cuyo país preside el Consejo de la UE este semestre, al término de una videoconferencia de titulares europeos de Interior.

Los dos son "un ejemplo de países que trabajan juntos por motivos de salud, garantizando a la vez el flujo de los bienes y salvaguardando los derechos de los trabajadores fronterizos", aseguró.

La prolongación del cierre de fronteras fue un asunto que el ministro portugués abordó el jueves con el titular español de Interior, Fernando Grande-Marlaska, explicó.

"Al ser el 19 marzo un festivo de un fin de semana largo que en España tradicionalmente es un día de viajes, igual que en Semana Santa, hemos decidido mantener los límites hasta después", dijo.

El ministro recordó que las infecciones han bajado en ambos países recientemente e indicó que tanto Portugal como España esperan poder levantar las restricciones después de Semana Santa.

El primer ministro de Portugal, António Costa, anunció el jueves que las fronteras terrestres con España seguirán cerradas hasta que pase la Semana Santa para evitar los habituales desplazamientos durante ese período vacacional.

Las fronteras terrestres entre los dos países ibéricos están restringidas desde el 31 de enero y sólo se permite cruzar en casos muy excepcionales, como transporte de mercancías, trabajadores transfronterizos o el regreso de nacionales.

Además, sólo se puede cruzar por los pasos autorizados de norte a sur de la frontera, algunos abiertos 24 horas y otros con limitaciones de horarios.