martes, 04 de agosto de 2020

España no llega al millón de viajeros en junio frente a 11,3 millones en 2019

Recepción del Hotel Zenit de Sevilla donde se atiende a una clienta con las medidas de seguridad, mascarillas, gel desinfectante, distancia entre otras. EFE/ José Manuel Vidal
Recepción del Hotel Zenit de Sevilla donde se atiende a una clienta con las medidas de seguridad, mascarillas, gel desinfectante, distancia entre otras. EFE/ José Manuel Vidal
Los viajeros registrados en los hoteles españoles en junio no llegaron ni al millón: 920.778 frente a los 11,34 millones de ese mes de 2019, pero el levantamiento del estado de alarma el día 21 de ese mes ha empezado a mover muy ligeramente el turismo nacional, que suma más de 800.000 de esos turistas.

Los datos de la Encuesta de Coyuntura Hotelera del Instituto Nacional de Estadística (INE) difundidos este jueves indican que en lo que va de año se han perdido más del 70 % de las pernoctaciones hoteleras a causa del coronavirus.

En junio seguían cerrados más de dos tercios de los 20.000 hoteles existentes en España. Solo abrieron 5.896 y apenas ofertaron 322.508 plazas (el 17,6 % del total), frente a 1,8 millones disponibles un año antes.

TERMINÓ LA ALARMA PERO LOS DATOS SIGUEN POBRES

El 21 de junio finalizó el estado de alarma y desde entonces se permitió la movilidad por todo el país, además de que se levantó el cierre de fronteras con los países Schengen (salvo con Portugal, que se hizo el 1 de julio), pero en las tres primeras semanas apenas hubo operación ni movimientos turísticos.

Así, las noches de hotel consumidas en junio cayeron el 95,1 % interanual, al pasar de 37,1 millones a 1,8 millones.

El turismo nacional se animó algo más que el extranjero, todavía inexistente: las pernoctaciones de los residentes en España disminuyeron un 87 %, hasta 1,5 millones (11,54 millones en junio de 2019), y las de no residentes bajaron un 98,8 %, con poco más de 310.000 (25,56 millones hace un año).

La caída de junio se suma a la del 99,2 % de mayo, cuando apenas abrieron 1.567 hoteles. En abril no hubo actividad hotelera y en marzo, con el inicio del estado de alarma, bajaron el 61,1 %.

PERDIDAS EL 70 % DE LAS PERNOCTACIONES EN LO QUE VA DE AÑO

El cierre de los hoteles en los meses de la alarma -entre marzo y junio pasado- tiene su reflejo también en los datos del primer semestre, en el que hubo un 70,5 % menos de pernoctaciones, desde los 149,4 millones del año pasado a tan solo 4,1 millones en enero-junio de este año.

Ello impacta igualmente en el empleo: de los 268.016 puestos de trabajo que daban los establecimientos abiertos en junio de 2019, se ha pasado a 28.341

También la estancia media registró un descenso importante: de las 3,3 noches por viajero gastadas en junio de 2019 se ha pasado a solo dos.

Respecto de la ocupación, en junio se cubrió el 18,8 % de las plazas ofertadas, con un descenso anual del 71,5 %. En fin de semana la ocupación fue del 20,4 %. A ello se suma una caída del 11,1 % en los precios, con descensos que alcanzan el 25,5 % en los establecimientos de cinco estrellas.

Estos pobres resultados en ocupación y precios arrojan un fuerte retroceso en la ratio que mejor refleja la rentabilidad hotelera: la tarifa media por habitación disponible (RevPAR, en inglés), que depende de ambos factores. En junio cayó a 13,16 euros, un 80,6 % menos que hace un año.

La otra ratio para medir al sector es la facturación media diaria por habitación ocupada (ADR), que bajó de 93 a 57,9 euros, un 37,8 % menos.

Por categorías, la facturación media es de 149,5 euros para los hoteles de cinco estrellas, de 75,2 para los de cuatro y de 57,3 para los de tres estrellas.

Según expertos de STR y Cushman & Wakefield, que ha elaborado un barómetro de la actividad turística, la presión bajista en los precios para mantener la ocupación puede ser protagonista en los próximos meses, lo que puede aplazar la recuperación de los ingresos.

ANDALUCÍA, DESTINO PRINCIPAL

La comunidad con más hoteles abiertos en junio fue Andalucía, con 916 y 208.347 viajeros, seguida de Cataluña (817 hoteles y 143.836 viajeros) y Madrid (492 hoteles y 102.584 viajeros). No obstante, las caídas en el número de turistas fueron del 93,3 %, 96,1 % y 89,2 %, respectivamente sobre un año antes.

Las cifras de Baleares -con 99 hoteles abiertos y 24.035 turistas- muestran una caída del 99,2 % en las pernoctaciones. En junio, cuando se abrió el corredor aéreo con Alemania (su principal mercado emisor) sólo registró 5.613 viajeros residentes en el extranjero.

Si en junio del año pasado Baleares copaba el 24,8 % de las pernoctaciones totales, este año apenas ha absorbido el 3,9 % de las noches consumidas en los hoteles españoles.

Los expertos de STR y Cushman & Wakefield creen que el ritmo de recuperación puede ser muy diferente según los destinos, con mejor evolución en el vacacional en la península -menos dependiente del turismo internacional- mientras que en los destinos urbanos e insulares es posible que muchos establecimientos permanezcan cerrados hasta septiembre o, incluso, hasta finales de año ante la falta de demanda.