martes, 07 de diciembre de 2021

España exigirá vacunación o PCR negativa a los británicos que lleguen a Baleares

PALMA DE MALLORCA, 12/03/2021.- Llegada de vuelos procedentes de Alemania este viernes en el aeropuerto de Son San Joan de Mallorca. La presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), María Frontera, ha celebrado la decisión del Gobierno alemán de que Baleares deje de ser zona de riesgo por coronavirus y ha abogado por que la reactivación del turismo sea progresiva, "de forma lenta y segura”. EFE/ Cati Cladera
Aeropuerto de Son San Joan de Mallorca. EFE/ Cati Cladera

Agencia EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que los turistas británicos que lleguen a Baleares tendrán que estar vacunados con la pauta completa contra el coronavirus o, en su defecto, deberán tener los resultados de una PCR negativa.

En una entrevista en la Ser, Sánchez ha dicho que, de esta forma, los turistas británicos que aterricen en Baleares tendrán que cumplir con las mismas exigencias que España hace al resto de ciudadanos europeos.

"Lo aplicaremos en un plazo de 72 horas y así los touroperadores y turistas británicos podrán adaptarse a estas nuevas reglas que les estoy anunciando", ha dicho el jefe del Ejecutivo, que ha subrayado la "evolución negativa" de la incidencia acumulada a catorce días en Reino Unido, que está "muy por encima" de los 150 casos.

Por eso, ha dicho Sánchez, España tenía que tomar "alguna precaución adicional respecto a la llegada de turistas británicos".

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, pidió a Sanidad Exterior que exigiera pruebas de la covid-19 en origen a los británicos que visiten el archipiélago, así como "fijar controles de entrada estrictos y seguros" en los puertos y aeropuertos de las islas.

El jefe del Ejecutivo ha destacado también las ganas de movilidad de la ciudadanía española, que se ha descargado más de dos millones del certificado verde digital, las ganas que tiene la población de vacunarse, de abrir la economía y recuperar "nuestra normalidad".