martes, 07 de diciembre de 2021

España, entre los cinco países más avanzados en el plan de recuperación

Unión Europea web

Agencia EFE

España se encuentra entre los cinco países más avanzados en la revisión que está haciendo la Comisión Europea de su plan de recuperación para utilizar los fondos europeos, dijeron a Efe este jueves fuentes europeas.

El borrador del plan español, que el Gobierno de Pedro Sánchez presentó en octubre de 2020, está siendo estudiado por el Grupo de trabajo de recuperación y resiliencia creado en la Comisión Europea y dirigido por la francesa Céline Gauer, y va "por buena senda", dijeron las fuentes.

De hecho, indicaron que se encuentra entre los cinco "más avanzados" y todo indica que será de los primeros en aprobarse, lo que le situaría en muy buena posición para poder acceder a los fondos de recuperación en cuanto estén disponibles.

Por su parte, el Ejecutivo español prevé enviar a la Comisión Europea la versión definitiva de su plan de recuperación para utilizar los fondos europeos en marzo y no descarta solicitar los préstamos que le corresponden dentro de los 140.000 millones de euros que tiene asignados del Fondo de Recuperación.

El Ejecutivo espera que el plan, en el que se concretan las inversiones y reformas vinculadas a los fondos europeos, sea aprobado por las autoridades comunitarias en junio, explicó el pasado 15 de febrero la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

Ya entonces Calviño aseguró que habían tenido "una respuesta muy positiva en todas las conversaciones con la Comisión" en relación al plan de recuperación y que era "uno de los más avanzados de la Unión".

A España le corresponden 140.000 millones de euros del Fondo de Recuperación de la Unión Europea, de los que casi 70.000 millones se desembolsarán en forma de transferencias a fondo perdido mientras que el resto podría solicitarlos en forma de préstamos.

Portugal, que ejerce la presidencia de turno de la Unión Europea, espera que todos los parlamentos nacionales hayan ratificado la decisión de recursos propios en abril próximo, algo que por el momento han hecho solo siete Estados miembros y que es imprescindible para que la Comisión Europea pueda acudir a los mercados para conseguir financiación.

El Ejecutivo comunitario prevé comenzar en junio con estas emisiones de deuda -siempre y cuando para entonces haya finalizado la ratificación- y acto seguido podrán empezar los desembolsos de ayudas del fondo de recuperación y resiliencia.

Los Estados de la UE empezaron a presentar oficialmente sus planes de recuperación desde el 19 de febrero pasado, que fue cuando entró en vigor la regulación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, y tienen de plazo hasta el 30 de abril.

Según cifras oficiales (en precios fijos de 2018), a España le corresponden 69.500 millones de euros en transferencias a fondo perdido del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y 10.229 millones del REACT UE, una partida adicional de ayudas de cohesión financiada con cargo al fondo de recuperación.

Además, para el periodo 2021-2027, contará con 787 millones de euros del Fondo de Transición Justa, 9.896 millones del Fondo Social Europeo (FSE+), 20.886 millones del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y 616 millones del programa Interreg de apoyo a entidades locales y regionales.