martes, 07 de diciembre de 2021

La eliminación del voto rogado propuesta por Unidas Podemos «pondrá fin a una lacra democrática histórica hacia la emigración»

 Una protesta contra el sistema de voto rogado que se exige a los emigrantes españoles.
Manifestación del colectivo migrante Marea Granate en París. / @MareaGranate

La federación de Izquierda Unida en el Exterior (IU Exterior) celebra el registro en el Congreso, por parte de Unidas Podemos, de una proposición de ley para eliminar el voto rogado, un sistema implantado en 2011 por parte del PP, PSOE, CiU y PNV que redujo la participación electoral en el exterior a mínimos de hasta el 5%. La propuesta, recogida en el acuerdo de Gobierno, se debatirá, previsiblemente, durante la última semana de febrero.

«La proposición de ley de Unidas Podemos pondrá fin a una lacra democrática histórica hacia la emigración española»destaca la coportavoz de IU Exterior Nerea Fernández«A pesar de que se trata de una buena noticia, desde IU permaneceremos vigilantes para que ninguno de los grupos políticos rebaje la propuesta durante el proceso de enmiendas y el texto final consiga que se acabe completamente con esta injusticia».

Para ello, recuerdan desde IU Exterior, la derogación del voto rogado debe venir acompañada por otras medidas como la ampliación de los plazos de envío de las papeletas, la habilitación de la inscripción en el censo y la realización de trámites consulares por vía telemática, o acabar con las irregularidades existentes en los censos. «Para que todo ello funcione es necesario, además, incrementar los medios técnicos y humanos en los consulados, especialmente en aquellos en los que más se ha incrementado el número de residentes, y mejorar las condiciones laborales del personal laboral de servicio exterior», aclara el coportavoz de la federación Eduardo Velázquez.

«Las buenas noticias de hoy han sido posibles gracias a la lucha constante y decidida de los colectivos de la emigración, y muy particularmente Marea Granate, que ha hecho un trabajo inmenso durante más de 10 años», añade Velázquez.

IU Exterior lamenta que la derogación del voto llegue tarde para las elecciones catalanas, a pesar de haber dado pie a anomalías tales como que el electorado catalán en el exterior dispusiese de un solo día para solicitar la documentación para poder votar, aunque más tarde se extendiese el plazo para hacerlo.