sábado, 15 de junio de 2024

Desarticulado en Valencia un grupo criminal que regularizaba ilegalmente a ciudadanos cubanos

La Policía Nacional ha desarticulado este viernes una organización criminal que falsificaba documentación para regularizar a ciudadanos cubanos y ha detenido a cuatro de sus miembros, dos hombres y dos mujeres de origen cubano e italiano.

Tras una investigación que prolongó durante año y que fue llevada a cabo por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Valencia, se logró acusar a los detenidos de pertenencia a organización criminal, falsedad documental y favorecimiento de la inmigración ilegal.

Los implicados falsificaban documentos para simular relaciones paterno-filiales entre ciudadanos cubanos y españoles fallecidos, facilitando así la obtención de autorizaciones de residencia por arraigo y, en algunos casos, la nacionalidad española. La trama fue descubierta cuando los agentes detectaron irregularidades en los expedientes de ciudadanos cubanos en la Subdelegación del Gobierno de Valencia.

Los detenidos, que se hacían pasar por abogados especializados en extranjería, cobraban entre 1.000 y 3.000 euros por sus servicios fraudulentos. Sin antecedentes penales, fueron puestos en libertad tras prestar declaración, pero deberán comparecer ante la autoridad judicial cuando se les requiera.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) de España, unos 200.000 cubanos viven de forma regular en el país, la cifra más alta desde que existen registros. España es el segundo país del mundo con mayor población cubana fuera de la Isla, solo por detrás de Estados Unidos.

Muchos de ellos  llegan a España a través de la Ley de Memoria Democrática, aunque otros lo hacen de manera irregular y son víctimas de redes de tráfico de migrantes que se aprovechan de su situación de desesperación.