Jueves, 17 de octubre de 2019

Casado insiste en no abstenerse en la investidura por responsabilidad

El presidente del PP, Pablo Casado. EFE/ Kiko Huesca
El presidente del PP, Pablo Casado. EFE/ Kiko Huesca

El presidente del PP, Pablo Casado, ha insistido en que no se abstendrá para la investidura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por "coherencia" y "responsabilidad" como líder de la oposición y ha advertido de que, después de dos meses, no se puede seguir "perdiendo el tiempo".

En rueda de prensa en el Congreso, tras la reunión de algo más de una hora con Sánchez, ha dicho que el candidato socialista es el "responsable" de desbloquear la situación, para lo que ha apuntado que igual es el momento de dejar de hablar de abstención y empezar a hacerlo de "coaliciones de gobierno o gobiernos estables".

Casado ha dicho que por su parte "más no puede hacer" y ahora "está la pelota está en el tejado de Sánchez", quien tendrá que explicar él por qué no se pone de acuerdo con quien ya ha pactado a nivel autonómico, en referencia a Podemos.

"Nosotros no nos podemos abstener en la investidura, ni en la de ahora, ni en la segunda votación, ni si decide presentarse a otra", ha afirmado Casado, quien ha considerado que esta postura es "compatible" con dar estabilidad a través de pactos de Estado con el Gobierno que se configure.

En este sentido, ha destacado que su partido sigue con la "mano tendida" para once de estos acuerdos, entre los que se encuentran los referidos a la justicia, la violencia de género, las infraestructuras, el sistema de pensiones o defensa.

A su juicio, no se le puede pedir al PP que "resuelva los problemas" de Sánchez, ni tampoco que admita que el presidente en funciones quiera gobernar en solitario si no tienen los votos suficientes para hacerlo.

Así que ha asegurado que no va a mover su posición sobre la investidura. "Una abstención táctica está fuera de nuestro deseo y nuestra responsabilidad", ha afirmado.

Casado cree que Sánchez tiene alternativas de gobierno, desde el acuerdo con Podemos y los independentistas, que él rechaza, hasta uno con los partidos regionalistas, o la abstención de Ciudadanos, pero la del PP es "la última puerta a la que llamar" en este sentido porque su respuesta ya "ha sido negativa antes de llamar".

Por su parte, ha manifestado que hará "todo lo posible" para desbloquear la situación política y ha dicho no considerar la posibilidad de que se repitan las elecciones porque sería un "fracaso" para todas las fuerzas políticas, sobre todo el PSOE, ya que no se puede "devolver la pelota" a los ciudadanos.

En este sentido, ha insistido en el encuentro con Sánchez en la necesidad de una reforma de la ley electoral para evitar situaciones de bloqueo con la actual, para lo que ha propuesto un sistema similar al aplicado en Grecia de dar una prima de diputados a la fuerza más votada, entre otras opciones.

Esta es la cuarta reunión que mantienen Sánchez y Casado desde las elecciones generales del 28 de abril. La primera se produjo antes de que el presidente del Gobierno en funciones fuese designado como candidato a la investidura por el rey.

Después ha habido una primera ronda de contactos oficial, con un encuentro el pasado 11 de junio, y una reunión de carácter privado en la Moncloa, el día 24 del mismo mes.