Lunes, 16 de septiembre de 2019

EL BREXIT QUE VIENE

Pedro Sánchez dice que vigilará los derechos de los españoles en Reino Unido

Pedro Sánchez durante el Pleno del Congreso en el que se refirió a la negociaciones del brexit.
Pedro Sánchez durante el Pleno del Congreso en el que se refirió a la negociaciones del brexit.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se ha referido en el Pleno del Congreso a las negociaciones para el Brexit destacando el "valioso blindaje" conseguido para lo relativo a Gibraltar y subrayando que estará "vigilante" para que estén plenamente garantizados los derechos de los españoles en Reino Unido.

Sánchez, que ha reconocido que la situación actual en Reino Unido es "confusa" y el Brexit sin acuerdo es "un escenario más que probable", ha hecho un repaso del plan de contingencia aprobado por el Gobierno en marzo y ha detallado que la mayor parte de los 875 empleos públicos creados en ese plan --en su mayoría en aduanas y control de fronteras-- están ya operativos.

Con todo, ha querido "ser franco" y ha reconocido que las medidas de contingencia "solo pueden mitigar las consecuencias de una salida sin acuerdo pero no las van a eliminar por completo", en parte porque algunos asuntos dependen de Bruselas y los Estados miembros y otras de Reino Unido.

Por eso, ha pedido a las empresas y a las personas que tengan relaciones comerciales o académicas con Reino Unido evalúen cómo va a afectarles el Brexit y "adopten medidas para minimizar su impacto". Con todo, ha querido trasladar un "mensaje de tranquilidad" a ciudadanos y empresas porque "España ha trabajado para cubrir todos los escenarios posibles".

En ese ámbito, Sánchez ha valorado positivamente dos propuestas de la Comisión Europea: extender el Fondo Europeo de Solidaridad para compensar los perjuicios sufridos por los Estados miembros por una salida sin acuerdo y que el Fondo Europeo de Ajuste a la Globalización pueda servir de apoyo a los trabajadores despedidos como consecuencia de esa situación.

Eso, ha dicho, son propuestas positivas porque mitigarán los posibles daños y son un ejemplo de la Europa que quiere defender su Gobierno: una Europa que proteja a los ciudadanos y que, de ese modo, frene a los populistas y los antieuropeístas.

NO DESCARTA "ADAPTAR" SUBVENCIONES A CANARIAS

Además, en respuesta a las preocupaciones de la diputada de Coalición Canarias Guadalupe González Taño, ha desvelado que, sin descartar ninguna opción, el Gobierno no descarta adaptar las subvenciones al transporte de mercancías y del Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias (POSEI) en el caso de un Brexit duro.

En plena incertidumbre sobre cuándo y cómo se materializará el Brexit, Sánchez ha insistido en que los Estados y las instituciones europeas han "actuado de buena fe" en las negociaciones pero que lo acordado no se puede modificar: "no cabe hacer más concesiones".

En cualquier caso, ha garantizado que los derechos de los ciudadanos serán su prioridad, los de los españoles en Reino Unido y los de los 9.000 españoles --de un total de 14.000 personas-- que cada día van a trabajar a Gibraltar.

Sobre el Peñón, ha subrayado que el Gobierno ha conseguido el "valioso blindaje" de una negociación separada de la relación futura con Gibraltar y con posibilidad de que España lo vete, sin afectar a la relación global de Reino Unido. Además, ha dicho, es un blindaje independiente del acuerdo de retirada, de manera que "es válido" incluso sin él.

Sánchez ha vuelto a poner en valor las garantías de que así será --que Gibraltar no se incluirá en la negociación de la relación futura con Reino Unido-- y que en lo negociado "se establece una relación clara entre el estatus de Gibraltar y la integridad territorial de España".

En cambio, no ha respondido al líder del PP, Pablo Casado, que le ha emplazado a volver a negociar la cosoberanía sobre el Peñón, algo que intentó el entonces ministro José Manuel García-Margallo en 2016 y que, según Casado, estaba "encarrilado".

PRIORIDADES EUROPEAS

Sánchez ha dedicado buena parte de su intervención inicial a defender la Agenda Estratégica 2019-2023 y sus prioridades de emergencia climática, desafío digital, educación, ciencia, refuerzo de la dimensión social, culminación de la Unión Económica y Monetaria y la reindustrialización.

El jefe del Ejecutivo ha incidido en que quiere un acuerdo rápido sobre el Marco Financiero Plurianual 2021-2027 y ha centrado el foco en la Política Agrícola Común para dejar claro que la propuesta de la Comisión Europea, a su juicio es "errónea", porque la PAC tiene un papel importante en la cohesión social y territorial.