Miércoles, 19 de Junio de 2019

Voto rogado: Los ourensanos en el exterior acusan lo "engorroso" del voto

Menos de 4.500 ourensanos votan desde el extranjero en la convocatoria electoral de mañana, de los más de 100.000 que están censados fuera del país. La baja participación en el exterior no sorprende: es una tendencia que se repite desde hace décadas. Entre las posibles causas de este fenómeno, muchos señalan lo "engorroso" del proceso administrativo, tanto para los que están censados en el exterior como para los que están temporalmente fuera, sobre todo en aquellos casos en los que los servicios de correos de los países no son rápidos. 

"Después de pedir el voto en la embajada, a mi hermana le llegó el voto hace varios días y a mí me llegó hoy -por ayer-", señala Mariela Álvarez, ourensana que vive en Caracas. "La embajada va a estar abierta hasta el sábado en Caracas para que todos podamos votar", añade Álvarez. Otros todavía esperan la carta del consulado, como Manuel Franqueira, residente en Zurich, que asegura que sí le gustaría participar en la votación.

"El sistema del voto rogado es bastante complicado y farragoso. Lo tienes que solicitar expresamente y esperar a que te envíen las papeletas por correo, luego tienes que seguir una serie de instrucciones y depositar todo eso en urna en el consulado o enviarlo por correo", explica Santiago González, que vive en Montevideo. "É necesario estar censado na embaixada, é algo latoso e hai que facelo con moito adianto ás eleccións. Hai xente que se esquece e que cando se decata... é tarde", asegura Xabier Cid, desde Reino Unido. "Por tema de fechas y temas burocráticos no podré ejercer mi derecho a voto", reivindica Raquel González, que vive en Alemania desde hace pocos meses.

Algunos ourensanos -los más afortunados- podrán votar in situ, como Marcos Bouza o Alejandro Mazaira. "Votar dende o estranxeiro é un auténtico coñazo, decidín ir a casa estes días e facelo directamente alí", apunta Bouza, que vive en Reino Unido. Por su parte, Álex Mazaira, residente en China, se encuentra en la provincia esta semana. "Aunque coincidió, no estaba planificado venir para votar, podré hacerlo aquí", explica Mazaira. 

La situación política y social de España causa preocupación desde el extranjero

El conflicto independentista de Cataluña, el "deterioro" de la convivencia entre los españoles o el "extremismo" de los partidos políticos son algunos de los temas que más preocupan desde el exterior.

"Una de las cuestiones más importantes es el cumplimiento de la Constitución en toda España", opina Borja Sanjuan. Desde Reino Unido, Marcos Bouza reflexiona sobre la aparición de partidos de extrema derecha: " Vexo perigoso o auxe de partidos de ultradereita que están en contra dos dereitos humanos,". Por su parte, Xabier Cid reflexiona sobre la falta de entendimiento entre ciudadanos: "Hai que restablecer o marco de convivencia que agora mesmo non o hai, aprender a escoitar opinións diferentes as dun mesmo". Santiago González, desde Uruguay, compara las opciones para las elecciones de mañana con un "maremagnum de propuestas cabales y disparates que se han dicho por parte de todos los partidos".

Lo más acuciante: mejorar la situación laboral y fomentar la vuelta de emigrantes

Los ourensanos reivindican la necesidad de solventar la falta de oportunidades laborales de los jóvenes -tanto en la provincia ourensana como en el resto del país-. "O goberno puxo en marcha non fai moito un programa de retorno para "xovenes talentos" emigrados, a través de becas e axudas para emprender, algo que creo que favorece a empregabilidade", explica Marcos Bouza. "La falta de trabajo es lo que se ve más preocupante desde el exterior", señala Mariela Álvarez, desde Venezuela. "Nos tenemos que ir fuera para acceder a sueldos dignos", reclama Paula González. Por su parte, Raquel

González asegura que "emigrar no es fácil", pero no se plantea volver, así como Álex Mazaira. "Pienso que en Alemania, pese a la barrera lingüística, podría labrarme un futuro y, en caso de que no funcione, creo que iría a otro país antes de volver a España. Volver no entra en mis planes", argumenta González. 

Marcos Bouza, Reino Unido: "Creo que é importante que participemos en todas as decisións importantes que nos afectan como cidadáns e a mellor forma de facelo é votando"

Mariela Álvarez, Venezuela: "Aconsejaría a los españoles que viven ahí que no se dejen llevar por campañas en las que les prometen darle más a unos sacándole a otros, como pasó en Venezuela"

Santiago González, Uruguay: "Las cosas están inciertas e igualadas, no descartaría que cada uno de los principales partidos se llevara una cuota que oscilara alrededor de un 20% de los votos"

Borja Sanjuán, Uruguay: "Votar es un derecho y no comprendo por qué residiendo en el exterior debes rogar para que te dejen hacerlo. Es un trámite un poco engorroso, la verdad"

Marta González, Estados Unidos: "No he pedido el voto por correo porque lo que está pasando en España me parece vergonzoso y no me convence ningún partido. El mío es un voto perdido"

Álex Mazaira, China: "El abanico de posibilidades es amplio, pero ninguno me convence. Creo que solventar la precariedad laboral es clave. En mi caso, no tengo pensado volver por el momento"

Xabier Cid, Reino Unido: "Intentei contactar con candidatos ao Senado para decidir o meu voto, pero con moitos non había forma de contactar e outros non me contestaron"

Paula González, Reino Unido: "Me parece importante abordar la falta de oportunidades laborales de los jóvenes, nos tenemos que marchar para tener sueldos dignos"

Raquel González, Reino Unido: "Creo que las campañas y los debates se deberían aprovechar para exponer propuestas y soluciones a los problemas que vivimos, como la mujer, la emigración..."