Sábado, 14 de diciembre de 2019

El vanguardismo musical de Mercedes Peón fue el broche final en el Festival de Lorient

Mercedes Peón - Fotos Maider Jiménez
Mercedes Peón - Fotos Maider Jiménez

Alejandra Plaza - Frankfurt 

Mercedes Peón, una de las cantantes e instrumentistas más reconocidas a nivel internacional en el campo de la música Folk y con una de las voces más importantes de Galicia, actuó, poniendo el broche de oro, en uno de los festivales de Folk y música tradicional más importantes del momento; en el Festival Intercéltico de Lorient que se despidió con sabor musical gallego de su exitosa 49 edición el pasado domingo.

La fuerza y la energía que los temas vanguardistas de la artista oriunda de Oza dos Ríos transmiten en el escenario, son un reflejo de su personalidad. Amante de la música tradicional, de lo rural y lo oral, a la vez que de las percusiones sofisticadas, la electrónica y los distintos elementos innovadores, convierte su carrera musical en una fusión e innovación constante con una personalidad intransferible donde la tradición, la electrónica, el pop rock y los sonidos urbanos funcionan perfectamente al unísono. Mercedes Peón es vanguardia, es esencia pura, es identidad propia y, así lo está demostrando en cada uno de los escenarios del mundo donde han disfrutado de la consagrada artista. Junto a Mónica Nut y a Ana Fernández, ha presentado su nuevo trabajo "Deixaas" el pasado fin de semana en Lorient y lo volverá a hacer en otro de los festivales más importantes de Europa que se celebrará en Francfort los días 23,24 e 25 de agosto durante la celebración del Museumuferfest por el que pasarán más de 3 millones de personas. Una gira intensa con una agenda repleta de conciertos y compromisos musicales en la cual ha dejado un hueco para conceder esta entrevista a Alejandra Plaza.

Mercedes Peón web

El pasado fin de semana has presentado tu último trabajo en el emblemático Festival de Lorient pero no es la primera vez que actúas, verdad? 

No, es la tercera vez que me programan en Lorient. La primera vez fue con el disco Isué, con Ajrú fue la segunda y ahora con Deixaas. Anteriormente, participé en el premio Mcalan de gaita siendo la primera gaiteira que lo gana en el año 91, si mal no recuerdo.

Qué se siente al ser una de las artistas principales de tan inmenso elenco de representantes del panorama musical gallego en un festival de estas características que, además este año, está dedicado a Galicia?

Me siento contenta por participar y por llevarles una visión feminista y de autoestima cultural con una visión probablemente periférica fuera de las hegemonías musicales.

El público pudo disfrutar de tu nuevo trabajo Deixaas. Qué nos puedes contar de este disco?

Es una metáfora en su conjunto. Un lugar donde conviven los acercamientos míos personales a los movimientos feministas de Galicia; el acercamiento a los espacios sonoros de la industria naval y a la tensión que existe en cualquier construcción de lo que representa a un pueblo a través del folclore. Hay momentos donde intenté darle la vuelta al pensamiento colonialista occidental utilizando la lengua gallega como lengua vehicular en contraposición a la lengua alemana como lengua preciosista sin darle valor al significado, trayendo los poemas de Sukirtarrami de Tamil con todo su contenido arrollador y, así, crear un puente entre la poesía gallega y la de Tamil saltándome las lenguas hegemónicas como el español, el inglés etc. Encontraréis música electrónica, espacios sonoros tratados como volúmenes donde surgen composiciones y un hilo conductor discursivo desde el primer instante hasta el final. Tres músicas en escena como banda base donde la transversalidad artística y la relación de sonoridad que tenemos entre nosotras nos lleva a un tránsito sonoro que creo que puede ser de interés y, por supuesto, la energía está garantizada.

Es difícil abrir fronteras con la música gallega?

No.

Si miras atrás y tuvieses que hacer una autocrítica, cuál sería?

Yo soy a nivel musical, creativo y amante de todo lo que hago y lo que he hecho. Más allá de pareceros egocéntrica, me siento totalmente privilegiada por poder expresarme en una lengua abstracta que me da equilibrio mental y que también me permitió y me permite ganarme la vida. Y con todo ésto, es un lugar de posicionamiento socio político. No puedo pedir más.

Crees que ha cambiado mucho la esencia de tu música?

La esencia pienso que es a partir de uno mismo y en ese sentido sigo partiendo del mismo sitio. Lo que he hecho disco a disco, tema a tema pero,sobre todo en este último que fue como más evidente, fue buscar contextos y experiencias que al mezclarse conmigo dieran como resultado emociones y sonoridades novedosas; y, como siempre, dejé volar la imaginación para encontrar una coherencia en el contenedor que explicara la metáfora que surgía en mi cabeza al juntar todos esos lugares de investigación. Por lo tanto, es novedoso pero la esencia entiendo que sigo siendo yo.

Cómo se vive el papel de la mujer dentro de la música?

Para mí no existe ese papel, por lo tanto, entiendo que lo que hago es romper con esa categoría. Simplemente no lo vivo.

Qué nos depara el futuro inmediato de Mercedes Peón?

Pues girar con Deixaas, girar con el projecto “Mercedes máis eu” con la coreógrafa Janet Novás y hacer las bandas sonoras de tres películas de ficción con las que ya estoy comprometida para los próximos años.