viernes, 25 de septiembre de 2020

TUI repatriará a unos 2.000 turistas belgas en España por restricciones viaje

El turoperador TUI anunció que repatriará hasta el próximo 10 de septiembre a unos 2.000 turistas belgas que se encuentran en España, que mañana pasa a ser considerada "zona roja" por Bélgica por la COVID-19, con la excepción de Tenerife, según el portavoz de la empresa, Piet Demeyere.

El operador turístico tiene alrededor de 6.600 viajeros de origen belga en territorio español, de los cuales 2.000 reservaron un paquete completo con hotel para sus vacaciones, mientras que 4.600 solo adquirieron un billete de avión, según recoge el diario belga "Le Soir".

TUI, como turoperador, es responsable de la repatriación de los viajeros que contrataron un paquete turístico, por lo que pide que todos aquellos cuya estancia se iba a prolongar más allá del 10 de septiembre interrumpan su viaje.

"Les buscaremos un lugar en los vuelos programados para regresar a Bélgica", manifestó Demeyere.

En el caso de los turistas que solo habían comprado un vuelo con la compañía turística, y que tenían previsto permanecer en España después del 10 de septiembre, TUI les permitirá reservar una plaza en los vuelos ya programados hasta esa fecha, pero deberán gestionarlo con la aerolínea ellos mismos.

El turoperador no volverá a volar a España desde el próximo 11 de septiembre hasta, al menos, el día 22 del mismo mes, y seguirá las recomendaciones de las autoridades.

TUI solo seguirá operando vuelos a sus dos principales destinos españoles, Málaga y Alicante, a partir del 10 de septiembre, con tres vuelos por semana.

El Gobierno belga incluyó este miércoles la totalidad del territorio español en su lista "roja" de viajes, a excepción de Tenerife, que permanecerá en "zona naranja", por lo que desautoriza viajar a España y exige una prueba PCR y una cuarentena a todos los viajeros que vuelvan desde ese país.

En lo que respecta a la isla Canaria, en "naranja", es recomendable no viajar y hacer cuarentena a la vuelta.

La medida entrará en vigor este viernes 4 de septiembre a las 16.00 horas, según el Ministerio de Asuntos Exteriores belga.