Sábado, 04 de abril de 2020

BÚSQUEDA

Triste final de la búsqueda del embajador británico a una mujer española que le ayudó

Triste final de la búsqueda del embajador británico a una mujer española que le ayudó.
Triste final de la búsqueda del embajador británico a una mujer española que le ayudó.

Hace días el embajador británico en España, Hugh Elliott, aprovechó que estaba en Burgos para lanzar un mensaje con el fin de encontrar a la española que le acogió en 1984 cuando se quedó sin bicicleta en esa ciudad y casi sin dinero. El reencuentro no ha sido posible: Ella murió de esclerosis múltiple a los 35 años.

En un vídeo en su cuenta de Twitter, Elliott agradece la ayuda que ha recibido en las redes sociales para conseguir saber de la mujer que le ayudó, Lourdes Arnaiz, pero con pesar lamenta su muerte y hace un llamamiento a ayudar a los afectados y sus familias por "esta enfermedad devastadora".

Fue el pasado 3 de diciembre también con un vídeo en esa red social, cuando el embajador británico, que se encontraba en Burgos de viaje oficial, relató que en 1984 en un viaje hacia Santiago de Compostela desde Reino Unido en bicicleta se encontró sin medio de transporte ni dinero en esa ciudad, la primera que visitó en España.

Y se encontró así porque se había detenido mucho tiempo en Francia y decidió coger un tren desde la localidad de Carcassone para ganar tiempo hasta Burgos. Él llegó a esa ciudad, pero la bicicleta, no.

Tal y como cuenta Elliott, se vio "en apuros" porque solo tenía una tienda de campaña, "muy poco dinero" y el cámping de Burgos en el que pretendía pasar la noche estaba a varios kilómetros de distancia.

"Entonces, fui al bar a reflexionar, me encontré con un joven canadiense, le conté mi apuro y me explicó que había venido a visitar a su novia, que si no recuerdo mal se llamaba Lourdes Arnaiz, tal vez a ella se le ocurriría algo", contaba el embajador en el vídeo.

Cuando llegó Lourdes "no dudó" en hospedarle en su piso y esperar al día siguiente a que otro tren trajera la bici, lo que no ocurrió hasta cinco días después. Durante ese tiempo, Elliott estuvo alojado en casa de los Arnaiz "comiendo en familia" y sin que le dejaran pagar nada.

"¿En cuantos países, me pregunto, se habría acogido a un forastero así? Mi afecto por este país y el pueblo español empezó aquí, en Burgos hace 35 años. Siempre he estado agradecido, si estás aquí, Lourdes, gracias de nuevo y me encantaría decírtelo en persona", afirmaba el embajador.

Sin embargo, hoy cuenta "la parte más triste" de esta historia. Ha mantenido una conversación "muy amistosa" con Alfonso, el hermano de Lourdes, con quien ha acordado publicar el vídeo para informar del fallecimiento de Lourdes por esclerosis múltiple.

Elliott, que ha reconocido que ha llorado por la noticia, ha invitado a quienes le haya conmovido la historia a colaborar con los afectados por esta patología neurodegenerativa "aportando su granito de arena" con su tiempo a través del voluntariado o con donaciones a las asociaciones de estos pacientes.

"Gracias por vuestra ayuda, por todo el interés en esta historia y por tantísimos comentarios tan entrañables", concluye el embajador en el vídeo.

En otro tuit, Elliot adjunta los enlaces de varias asociaciones que luchan contra la esclerosis múltiple. EFE