jueves, 16 de julio de 2020

La República Dominicana abre su turismo tras más de tres meses de cierre

Las autoridades dominicanas emitieron el protocolo de actividades turísticas que entrará en vigor desde el 1º de julio, con la reapertura de los hoteles en su país, que entre otras medidas deja a los adultos la opción de colocarse mascarillas en las playas y las desaconseja para los niños.

La reapertura en medio de la pandemia del coronavirus, que va de la mano con la reanudación de los vuelos internacionales desde y hacia suelo dominicano, limita a un 30 % la ocupación en los hoteles de más de 500 habitaciones durante el mes de julio, la aumenta a un 50 % en agosto y a un 75 % a partir de diciembre.

Asimismo, dispone hacer cumplir el distanciamiento físico en el agua mediante el uso de asistentes de piscina y socorristas, así como permitir que grupos de familiares y amigos que llegaron juntos se congreguen en el agua, y exige mantener la calidad del agua de las piscinas utilizando franjas de prueba y realizando pruebas regulares de cloro.

El protocolo permite el entretenimiento de baile mientras haya suficiente espacio para el distanciamiento interpersonal entre los participantes.

También ordena disponer de un número determinado de habitaciones que permanecerán desocupadas y limpias en todo momento para alojar posibles clientes con enfermedad confirmada o sospechosa, junto con su unidad de convivencia.

Estas habitaciones deben situarse separadas del resto de las ocupadas del hotel, a ser posible en una misma planta y contiguas unas de otras para facilitar la atención de los clientes aislados.

Los hoteles, además, designarán un equipo para la atención de los clientes o trabajadores en las habitaciones de aislamiento. Este personal estará especialmente formado para atender a las personas aisladas.

El protocolo recomienda "procurar que se mantenga una distancia de dos metros aproximadamente con personas que presenten síntomas de afección respiratoria, tos o estornudos. Estas personas deberán ser evaluadas por el personal médico del hotel, que determinará las medidas de aislamiento pertinentes, de ser estas necesarias".

Los baños públicos deberán contar con personal designado que garantice que el área sea desinfectada frecuentemente. Además se debe incentivar de "forma amable" que los huéspedes se laven las manos de manera adecuada y utilicen gel antibacteriano al ingresar y salir de esos espacios.

Las autoridades dominicanas ordenaron que en los alojamientos que cuenten con ascensor se indique que solo es permitido un huésped, o un grupo de la misma familia, en cada desplazamiento, además de que los controles del elevador sean desinfectados cada 60 minutos.

"Lo ideal sería desalentar el uso de los ascensores, a fin de que los mismos sean únicamente utilizados por las personas que lo necesiten", según el protocolo. Iguales medidas deben adoptarse para los ascensores de servicio.

El turismo es la principal fuente de divisas de la República Dominicana, y su paralización desde marzo pasado ha causado el cierre de los hoteles y la suspensión de sus empleos para miles de trabajadores.