Martes, 12 de noviembre de 2019

ESPAÑOLES EN CAMPOS NAZIS

El Registro Civil amplía el plazo de alegaciones al listado de españoles muertos en campos de concentración

El El Registro Civil amplía el plazo de alegaciones al listado de españoles muertos en campos de concentración. Imagen RTVE.
El El Registro Civil amplía el plazo de alegaciones al listado de españoles muertos en campos de concentración. Imagen RTVE.
La magistrada encargada del Registro Civil Central ha publicado en  Boletín Oficial del Estado (BOE) un edicto en el que se amplía en un mes el periodo para presentar alegaciones al listado de los españoles fallecidos en los campos de concentración nazis. Sólo en agosto se han recibido más de 170 alegaciones y se esperan más hasta el 9 de octubre, fecha en que expira el plazo.

Además de los fallecidos de Mauthausen y Gusen, el listado publicado el pasado julio incluyó a fallecidos en otros 42 campos. Se trata de los de Aurich-Engerhafe, Auschwitz, Baie de Lubeck-Neustadt, Bergen-Belsen, Bad-Sassendorf, Barkhausen, Braunschweig, Buchenwald, Coswig, Dachau, Dora, Ellrich, Fallersleben, Farge, Flossenburg, Hamburg, Haslach-Sportplaz, Hatheim, Hersbruck, Koln-Klin-Gelputz, Kaltenkirchen, Leitzmeritz, Leonberg, Linz, Lubek, Lubtheen, Malachyt, Malachyt, Melk, Neckargerach, Neubrandenburg, Neuengamme, Oranienburg, Plomnitz-Leau, Ravensbruck, Rottentburg, Sachenhausen, Snadbostel, Steyr, Sttuthof, Watenstedt, Weimar, y Wöbbelin.

Las alegaciones sobre las personas que murieron en estos últimos, se tomarán en consideración en los correspondientes expedientes para la inscripción de sus defunciones, según ha informado el Ministerio de Justicia en un comunicado.

Transcurrido este segundo periodo de alegaciones, existirá un listado definitivo de españoles fallecidos en campos de concentración nazis que serán inscritos como tales en el propio Registro Civil Central, condición que aún no tienen.

Esta iniciativa forma parte de las medidas recogidas en la Ley de Memoria Histórica como agradecimiento y reparación a los más de 10.000 españoles que fueron deportados a los campos de concentración nazis, desprovistos de su nacionalidad española por decisión del gobierno franquista, declarados apátridas y de los cuales más de 5.000 perdieron allí la vida.