lunes, 16 de mayo de 2022

La australiana Qantas anuncia vuelos directos entre Sídney con Nueva York y Londres en 2025

Foto de un avión de la aerolínea australiana Qantas, empresa que busca reanudar parte de sus vuelos comerciales internacionales a mediados de 2021. EFE/EPA/ CHARLIE BLISS /Archivo
Archivo. Foto de un avión de la aerolínea australiana Qantas. EFE/EPA/ CHARLIE BLISS /Archivo

Agencia EFE

La aerolínea australiana Qantas anunció que realizará vuelos sin escala desde Sídney a Nueva York y Londres a partir de finales de 2025, rutas que tomarán cerca de veinte horas en ser completadas y que estarán entre los desplazamientos más largos del mundo.

El vuelo a Londres recorrerá casi 17.000 kilómetros de distancia desde Sídney, que será el de más larga distancia, mientras que el trayecto a Nueva York supondrá un desplazamiento de unos 16.000 kilómetros.

Para realizar estos vuelos, que son parte del bautizado Proyecto Sunrise, Qantas adquirirá aviones Airbus 350-1000 con una capacidad de 238 pasajeros, cuya entrega está prevista entre 2025 a 2028 y que estarán diseñados para mejorar la comodidad en los vuelos de larga distancia y tendrán una zona dedicada al bienestar personal.

"Los A350 y el Proyecto Sunrise harán que cualquier ciudad esté a un vuelo de Australia. Es la última frontera y la última solución a la tiranía de la distancia", dijo en un comunicado el director ejecutivo de Qantas, Alan Joyce.

En octubre de 2019, Qantas completó un vuelo de prueba entre Sídney y Nueva York de 19 horas y 16 minutos sin escala, en lo que supuso el ensayo del vuelo comercial más largo del mundo, cuya ruta regular iba a ser comercializada este año, pero fue interrumpido por la pandemia de la covid-19.

La ruta con Londres, que podría superar a la de la ciudad estadounidense, podría llegar a quedar cerca de las 20 horas, según publican los medios australianos.

El vuelo entre Sídney y Nueva York será alrededor de una hora más largo en duración con el que realiza Singapur Airlines entre Singapur y el mismo destino, en un trayecto que recorre 15.400 kilómetros.

La compañía aérea australiana ofrece desde 2018 vuelos directos desde Perth, en el oeste de Australia, a Londres, cubriendo una distancia de unos 14.500 kilómetros y que ronda las 17 horas, pero fue interrumpido por la covid-19 y se prevé reanudar este año.