sábado, 16 de octubre de 2021

La presidenta del Congreso de los Diputados alaba la Academia española en Roma por formar generaciones de artistas

coliseo_roma
coliseo_roma

Agencia EFE

La presidenta del Congreso de los Diputados de España, Meritxell Batet, alabó "el papel fundamental" de la Academia de España en Roma "en la formación de generaciones" de artistas, además de su adaptación "a los nuevos tiempos" en la inauguración de la exposición de los trabajos de sus 21 residentes.

"La Academia, a las puertas de su 150 aniversario, ha desempeñado un papel fundamental en la formación de generaciones artísticas e intelectuales, españolas e iberoamericanas", dijo Batet, que ha viajado a Roma para participar en la cumbre de presidentes de parlamentos del G20.

Tras recordar que más de mil becarios han pasado por la Academia desde su fundación, en 1873, la presidenta citó a algunos de ellos, como los compositores Ruperto Chapí y María de Pablos, el escultor Mariano Benlliure, el pintor Antonio López o el arquitecto Rafael Moneo.

"Quisiera resaltar también la excelente labor que realiza la institución en un constante esfuerzo por adaptar la Academia y su programa a los nuevos tiempos", cuyo reflejo es visible en "el protagonismo que cobran las mujeres en relación a generaciones anteriores", dijo.

También en "como las infraestructuras se han puesto a disposición de una oferta cultural plural, diversa, abierta a la ciudad en la que se establecen diálogos constantes. La propia heterogeneidad de las últimas generaciones lo demuestra: observo como perfiles noveles cargados de talento se entremezclan con otras trayectorias más consolidadas".

"La Academia, como el resto de instituciones culturales de nuestro país, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, supone un ecosistema fundamental para nuestra sociedad. Nuestros artistas y pensadores requieren de ese impulso, de esa oportunidad, de ese amparo que requiere todo proceso de creación y que son en definitiva un activo imprescindible para nuestro desarrollo como país, como sociedad", concluyó.

La exposición "Processi" recoge los proyectos artísticos en los que los 21 residentes han trabajado durante los últimos nueve meses y que van desde "una nueva tradición" estival con fuegos artificiales sobre el cielo romano hasta la reconversión de un antiguo escudo franquista en pieza de museo.

Se trata de artistas, en su mayoría españoles, de todas las disciplinas y todas las edades que han encontrado en Roma su inspiración y para quienes su paso por la Academia supone un antes y un después en su trayectoria profesional.