domingo, 09 de agosto de 2020

Paraguay mantendrá las fronteras cerradas pese a la situación del comercio en el país

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, en el Palacio de Gobierno en Asunción (Paraguay). EFE/Nathalia Aguilar/Archivo
El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, en el Palacio de Gobierno en Asunción (Paraguay). EFE/Nathalia Aguilar/Archivo
El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, insistió este lunes en que las fronteras permanecerán cerradas para mantener la contención del coronavirus, pese a las peticiones de los comerciantes de las ciudades limítrofes con Brasil, las más afectadas en lo económico por tres meses sin intercambio fronterizo.

De visita en el departamento de Concepción, en el norte del país, Abdo Benítez mostró entendimiento con esta situación y reconoció el esfuerzo de los comerciantes que "están pasando mal" por el cierre de fronteras desde marzo.

"Con el dolor en el alma, a quienes están sufriendo quiero enviarles un mensaje desde el norte, que ese sacrificio que están haciendo es para salvar la vida de inocentes", dijo el mandatario.

Abdo Benítez anunció que se fortalecerán los programas de subsidios, con una atención especial a los pobladores de localidades de frontera como Salto del Guairá, Ciudad del Este o Pedro Juan Caballero, entre otras grandes urbes.

Asimismo, reconoció el derecho a manifestarse de los comerciantes, aunque les recordó que el Gobierno ha elegido "cuidar la vida" de los paraguayos y seguirá con esa política hasta que desaparezca el riesgo.

Paraguay anunció su cierre de fronteras a mediados de marzo, como una de las primeras medidas para evitar la circulación del virus y la situación que vive Brasil aleja la posibilidad de volver a abrirlas en el corto plazo.

De hecho, el Gobierno paraguayo ya ha avisado en otras ocasiones de que los colegios y las fronteras serán los últimos en volver a operar de forma normal.

"Todo el esfuerzo que se vino haciendo podemos perder si es que permitimos la apertura de fronteras", señaló el mandatario.

AVANCE O EXTENSIÓN DE FASE

A lo largo de esta semana, el Ejecutivo paraguayo estudiará si anuncia el cambio a la fase 3 de la cuarentena, después de que el viernes pasado el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, se mostrara favorable a extenderla por una semana ante el repunte de casos locales registrados en los últimos días.

En ese sentido, Abdo Benítez manifestó este lunes más optimismo y confió en poder "dar buenas noticias el fin de semana" relativas al paso a la tercera etapa de la cuarentena.

"Hoy tenemos números, vemos que hay posibilidades de seguir avanzando gracias al comportamiento de la gente", adelantó.

La fase dos de la cuarentena tiene como último día en vigor el 14 de junio, que daría paso a otro periodo de levantamiento de restricciones, esta vez con la apertura del sector gastronómico.

Paraguay detectó su primer caso de coronavirus el pasado 7 de marzo y pocos días después decretó la cuarentena sanitaria para evitar la propagación del virus.

Hasta la fecha, el país ha notificado 1.145 contagiados, de los que 11 han fallecido y 603 se han recuperado, por lo que el número de casos activos se sitúa en 531, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Salud.