viernes, 23 de octubre de 2020

Papúa coloca dispositivos GPS a trabajadores extranjeros durante cuarentena

Foto EFE/Enric Fontcuberta
Foto EFE/Enric Fontcuberta

Agencia EFE

Las autoridades de Papúa Nueva Guinea obligan a colocar dispositivos de rastreo GPS en el tobillo de los trabajadores extranjeros, principalmente de China, durante el periodo de cuarentena al entrar al país como medida para tratar de controlar la expansión de la COVID-19.

Los primeros en acatar la directriz son 152 pasajeros de origen chino que llegan hoy a Port Moresby en un vuelo de la aerolínea AirNguni, informó la víspera el jefe de la Policía papuana, David Manning, y también se implementará en los viajeros en vuelo chárter.

Muchos de estos foráneos son trabajadores del sector minero de empresas chinas, como a los 48 que se les prohibió la entrada en agosto al sospechar las autoridades papuanas que presuntamente recibieron una vacuna experimental contra la COVID-19 en China.

En Papúa Nueva Guinea todos los pasajeros provenientes del extranjero deben presentar un documento que certifique que dieron negativo en las pruebas para detectar la COVID-19 y deben someterse a una cuarentena de entre 7 y 14 días.

La nación, de 8 millones de habitantes, acumula desde el inicio de la pandemia 554 casos de la COVID-19, alrededor del 60 % concentrados en Port Moresby, incluidos siete fallecidos.

Sin embargo, las autoridades de este empobrecido país temen que la cifra sea mayor dado a que los pobladores de las zonas regionales y remotas tienen escaso acceso a las pruebas para detectar al nuevo coronavirus.