jueves, 01 de octubre de 2020

ESTÁN EN URUGUAY Y EN INGLATERRA

Ourensanos en el exterior: “Aquí el calor ralentiza los contagios del virus"

La crisis sanitaria del coronavirus no se vive de igual forma en todos los países. Los ourensanos que permanecen en el exterior se encuentran distintos panoramas, según la afectación en la población local, así como las medidas tomadas por los gobiernos. "Aquí, como estamos acabando el verano, el calor ralentiza los contagios del virus", explica Borja Sanjuán, que reside en el norte de Uruguay, en la localidad de Mercedes. "Non estamos tan mal como en España, ou polo menos actualmente", apunta Adán Iglesias, que vive en la ciudad inglesa de Exeter, en el condado de Devon. 

Ambos prosiguen en el exterior por motivos laborales –Sanjuán lleva en Uruguay dos años y medio, mientras que Iglesias llegó hace pocos meses a Inglaterra–, y, por el momento, no volverán a la provincia. "Yo tenía un viaje planeado para volver en Semana Santa que se ha cancelado debido a la situación", comparte el primero. "Polo momento vou quedarme aquí, pero o certo é que traballo nun negocio de restauración, polo que a situación pode cambiar nos próximos días. Aínda así, coñezo a dificultade de volver, pola falta de voos. Terei que esperar a ver que sucede, pero se non socializo tampouco podo aprender inglés e as academias tamén están pechadas", relata el segundo, que se mudó a Inglaterra para mejorar su nivel del idioma. 

La preocupación por la situación que atraviesa su país natal es latente, y ambos se mantienen informados del avance de la enfermedad en Galicia y, especialmente, en la provincia. "No estamos tan mal como ahí, aquí por el momento hay alrededor de un centenar de casos, pero las medidas ya se tomaron desde el principio para evitar la propagación del virus", explica Sanjuán. 


Situación cambiante


Aunque por el momento la situación en Gran Bretaña no es similar a la española, lo cierto es que en las últimas horas ya se decretó el cierre de bares. "As cousas son moi cambiantes, na última semana estamos vendo como se toman distintas decisións", explica Adán Iglesias. 

En Uruguay, Sanjuán asegura que gran parte de la población está más recluída en casa, pese a que el Gobierno no ha decretado el confinamiento obligatorio. "Este es un país muy tranquilo que no está acostumbrado a vivir catástrofes, y cosas como estas alteran enormemente", explica. 

De igual forma que en España, tanto en Inglaterra como en Uruguay escasean mascarillas o gel desinfectante –el país latino limitó la compra de unidades por persona y congeló los precios–, y en los supermercados también se nota la mayor afluencia de clientes.