martes, 13 de abril de 2021

BELÉN PÉREZ DE JUAN

La arquitecta ourensana que creó el icono de Silicon Valley

Belén Pérez de Juan
Belén Pérez de Juan

El talento y el trabajo de la arquitecta ourensana Belén Pérez de Juan la ha llevado a convertirse, junto a su marido Juan Jerez, en la autora del próximo icono de Silicon Valley, la sede de las compañías tecnológicas más potentes del mundo. 

El edificio "Breeze of Innovation" (Brisa de innovación) compitió contra otras 963 propuestas de 72 países diferentes  y, tras seis meses de desarrollo, el jurado y el público se han decantado por la propuesta de la ourensana: "Estamos muy emocionados, muy contentos, pasamos mucho tiempo expectantes esperando por el veredicto", dice De Juan.

El icono, que además está pensado para ser el epicentro de la nueva ciudad que Google construirá en Silicon Valley, es posiblemente, el único edificio móvil del mundo. Un concepto que lo hace único en relación a  sus competidores. "El edificio está formado por una serie de mástiles que se mueven con el viento. Estos representan a las personas individuales que en su día se juntaron en un garaje y crearon Apple, por ejemplo", explica la arquitecta que colabora con su marido en el estudio Smar Architecture Studio.

Los mástiles, al moverse, generan energía que autoabastece la construcción y una serie de luces que encabezan cada uno de los barrotes que lo forman: "De noche se crea una constelación de luces  que se iluminan y se mueven con el viento", indica Bélen Pérez de Juan.

En su interior, hay un vacío con la forma de la antigua torre de San José construida en 1881 (Electric Ligth Tower). "En su momento era un símbolo de innovación y prosperidad. En el concurso no querían una réplica, pero nosotros decidimos anclar San José a su historia de esta manera", relata la autora. Además, en el mismo vacío habrá una sala para conciertos, una cafetería y una sala de exposiciones multifuncional.

El único del mundo

La condición móvil del edificio imposibilita que tenga una silueta. No hay hasta la fecha iconos arquitectónicos que  engloben estas características: "Si piensas en la Torre Eiffel o en la Ópera de Sídney siempre te imaginas su forma pero este edificio, como no se mueve, generará una estructura diferente dependiendo del día que vayas. Cada día la experiencia es única, así que esperamos que no vayan a verla sólo una vez", explica De Juan. 

Su ubicación, en un espacio natural y entre dos ríos fue otra de las razones que motivaron las características del edificio: "Siempre se diseña en contra de las leyes naturales, intentas luchar contra la gravedad o contra el movimiento del viento, pero en este caso hemos querido que nos ayude a que el edificio cambie y nos permita hacerlo más innovador". 

La ourensana considera que el futuro de la arquitectura ha de pasar siempre por la sostenibilidad: "En todos los momentos de la historia ha habido hitos que han marcado tendencias. Nosotros creemos que el hito ahora es la energía limpia" Además, cree que es conveniente que lo sostenible sea visible: "Que la gente se de cuenta de que hay placas solares en los edificios y no que queden escondidas, es una forma de concienciar sobre la arquitectura de estas características", explica. 

¿Llegará el futuro a Ourense?

Belén Pérez de Juan lleva un año sin volver a su ciudad natal. Reside en Australia donde, bromea, "estoy atrapada". La isla está libre de covid y sus fronteras están blindadas: "Aquí todo el mundo hace vida normal, las cafeterías se llenan y nadie lleva mascarilla". 

Sin embargo, reflexionando sobre Ourense y la innovación, afirma que: "Quizá en la ciudad no es tan necesario un edificio moderno como este, sino una urgente revitalización de sus zonas verdes. La ciudad cuenta con muy pocos espacios bien habilitados y al aire libre", indica la ourensana. 

Ahora, continúa trabajando en este proyecto y en otros residenciales, entre ellos, la creación de un museo en Lituania.

El epicentro de la nueva ciudad de vanguardia en San José

"Breeze of Innovation" es el ganador absoluto para constituirse como el epicentro de la ciudad que Google está construyendo en Silicon Valley. La "torre" estará rodeada por numerosos edificios en construcción "de grandes arquitectos".

Belén Pérez de Juan 2 web

La arquitecta afirma que "no sólo es excitante por su ubicación en el centro de la nueva ciudad, sino por estar rodeados de otras grandes obras". Sin embargo, su puesta en marcha cuesta 200 millones y el proyecto está en la fase de recaudar fondos. Por el momento ya han sido más de 400 personas las que han invertido en ella. "Mientras consiguen el dinero, nosotros comenzaremos la fase de desarrrollo del proyecto".