martes, 26 de octubre de 2021

Nicaragua recibirá un 5º lote de vacunas contra covid-19 donadas por España

Nicaragua COVAX web
Nicaragua COVAX web

Agencia EFE

Nicaragua recibirá a finales de octubre próximo un nuevo cargamento de vacunas contra la covid-19 donadas por España a través del mecanismo Covax, informó la vicepresidenta del país, Rosario Murillo.

"España, a través del mecanismo Covax, nos estará enviando 625.920 dosis de AstraZeneca, que estarán llegando, Dios mediante, entre el 20 y el 25 de octubre próximo", dijo Murillo, esposa del presidente Daniel Ortega, a través de medios del Gobierno.

La también primera dama hizo el anuncio tras confirmar que su país recibirá 371.000 nuevas dosis de vacunas Sinophar y Pfizer contra la covid-19 en los próximos 30 días.

El envío de vacunas que España realizará en octubre será el quinto lote con destino a Nicaragua, después de haber realizado cuatro entregas con un total de 1.130.020 dosis entre agosto y septiembre pasados, según datos de la embajada española en Managua.

"Agradecimiento a todos los países que aportan al Covax (mecanismo que garantiza medicinas a países pobres), al Reino de España en particular, que ha donado más vacunas a nuestro pueblo, y a nuestro país", agregó Murillo.

Las autoridades nicaragüenses tienen como meta vacunar contra la covid-19 a 2,8 millones de personas de 30 años en adelante, es decir un 43,8 % de los 6,5 millones de habitantes.

De cumplirse los envíos de octubre próximo, los nicaragüenses tendrán acceso a 996.920 vacunas contra la covid-19 en un mes.

Según el Ministerio de Salud, se registraron 718 nuevos contagios en siete días, la mayor cantidad en el periodo de una semana, para totalizar 14.251 casos confirmados y 204 muertos en 18 meses.

Por su parte, la red de médicos del independiente Observatorio Ciudadano Covid-19 ha notificado 5.230 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con el nuevo coronavirus, así como 28.247 casos sospechosos de contagio, datos que no son reconocidos por las autoridades.

Las autoridades de Nicaragua mantienen su oposición a establecer prohibiciones para detener la propagación de la pandemia, según han explicado, para no afectar a la economía del país, uno de los más pobres de América Latina, que se ha contraído los últimos tres años.