lunes, 18 de enero de 2021

LA DEROGACIÓN DEL VOTO ROGADO NO ES SUFICIENTE

Marea Granate pide una circunscripción exterior para la emigración al nuevo arco parlamentario

Marea Granate da un paso más al frente y pide a los partidos con representación en el Congreso, la derogación del voto rogado y reformas concretas del sistema de voto emigrante que eviten las irregularidades y trabas de comicios anteriores, como el retraso en la llegada de las papeletas, los problemas en el registro consular y la falta de información institucional generalizada.

Tanto en la campaña electoral de las pasadas elecciones como en las conversaciones posteriores para intentar formar gobierno, los dirigentes de los partidos políticos, afirma Marea Granate, "han criticado el sistema de voto rogado y muchos de ellos ya llevan en sus planes su derogación. Sin embargo, Marea Granate teme que las medidas que se adopten sean incompletas: la eliminación del voto rogado por sí sola es insuficiente. Nuestra reciente encuesta a más de 2.000 personas (nivel de confianza 99%) refleja que un 37% se quedó fuera por el plazo que afecta a las papeletas, que llegan tarde; que un 30% no votó por problemas en el registro consular, sobre todo porque se exige presencialidad; y que un 15% no fue a las urnas por desconocimiento del proceso ante la falta de información institucional. Marea Granate lleva años estudiando este tema y ha alcanzado un grado de especialización considerable sobre el sistema de voto desde el exterior, estudiando diferentes modelos, observando tendencias y recabando información mediante encuestas".

Estas son las 5 propuestas de la formación "granate":

1.- Reforma de la ley electoral, en estrecha colaboración con los colectivos ciudadanos: Derogación del voto rogado, ampliación de los plazos de envío de la documentación y de los mecanismos para efectuar dichos envíos; desarrollo de un verdadero sistema mixto de voto, que ofrezca una alternativa al sistema postal, auditable y que garantice el ejercicio del derecho a voto de todos los emigrantes.

2.- Implantación de un sistema de inscripción a distancia y de reclamaciones del censo electoral que elimine los problemas de acceso por horarios y distancia a los consulados. Avance en la informatización del sistema de gestión del censo electoral, para garantizar la correcta actualización de inscripciones y cambios de domicilios.

3.- Establecimiento de una circunscripción exterior que dé a la emigración el peso político que le corresponde.

4.- Mejora de la información institucional (campañas informativas con medios y antelación suficiente, adecuada formación del personal consular y canales de consulta eficaces), transparencia en los escrutinios y reclamaciones y gratuidad del voto.

5.- Adecuación de recursos humanos y tecnológicos proporcional al volumen de personas emigradas.