martes, 13 de abril de 2021

Lalín y Chascomús: ciudades hermanas. Una historia que nació con la  democracia

Argentina CHASCOMUS ACTO 1988
Foto del acto de hermanamiento entre Chascomús y Lalín, en el año 1988 con Raúl Alfonsín presente

Lalín y Chascomús: ciudades hermanas. Una historia que nació con la  democracia.

Y un día de finales de 1983 Argentina recuperó la democracia. No fue un hecho casual ni producto del azar, fue el resultado de múltiples acciones sociales, colectivas: la multicausalidad. Se destacó en esa gesta un político nacido en Chascomús, Provincia de Buenos Aires, nieto de un gallego emigrado, “con una mano atrás y otra adelante”, como se suele decir.

Raúl Alfonsín siempre reivindicó sus orígenes y resaltó la oportunidad que este país, su patria, le había dado a ese nieto de aquel gallego.  

No era fácil sobrevivir en aquellos años “de plomo” de la dictadura, y mucho menos para los que  habían hecho de la política una vocación inajenable. Para quienes, como él, no se escondían detrás de excusas y presentaban “habeas corpus” por desaparecidos, reclamaban en organismos internacionales y buscaban  reunirse con amigos, militantes hombres y mujeres, que se proponían dar fin a esos años oscuros. 

“El Centro Lalín nos abrió sus puertas, pero no sólo eso, también su corazón”, dijo años después Alfonsín cuando ya en la culminación de su presidencia asistió al acto de “hermanamiento” de ambas ciudades. 

Fue el 19 de Marzo de 1988, los tiempos políticos eran difíciles, pero Don Raúl, como lo seguían llamando los vecinos, no dejó de asisitir al acto que se realizó en Chascomús con un tradicional y gigantesco asado. 

Argentina CHASCOMUS ACTO 1988

Foto del acto de hermanamiento entre Chascomús y Lalín, en el año 1988, con Raúl Alfonsín presente

Alejandra Bilbao, museóloga, Directora del “Instituto Historiográfico - Casa de Casco”, se emociona cuando recuerda “el desborde de invitados, todos pugnaban y lograban llegar a ver a Raúl. Entonces él, sin formalismos, se puso de pie, y en camisa y sin papeles  pronunció palabras de agradecimiento a ese Centro de Hijos de Lalín ”que en  Buenos Aires, los habían refugiado y en cuyas mesas se habían gestado listas, estrategias, y sobre todo se afianzó el objetivo común: La libertad con dignidad. “Fue en la cancha de pelota,- y Alejandra sonríe recordando el episodio de la Revolución Francesa, coincidentemente iniciado en un lugar similar-  donde se hacía la reunión que desbordaba por mucho los seiscientos cincuenta invitados previstos, y allí Don Raúl, dio su discurso desde el corazón”.

Podría decirse que si bien fue en aquellos días de encuentros a escondidas, en tiempos en que estaban prohibidas las actividades políticas y las reuniones, en que nació la hermandad Chascomús - Lalín, el sello formal se colocó unos años después, en ese 19 de marzo de 1988 que hoy recuerdan en el acto que se realiza para conmemorar el 33º aniversario y anunciar los nuevos proyectos. 

“Nadie nos contó la intimidad de los hechos, como sucede cuando uno los vive, da por descontado que todos los conocen, dice Alejandra, sólo cuando vi, hace muy poco las instalaciones del Centro Lalín, pude comprender el secreto con que se hacían las reuniones” 

“En realidad la historia de esta ciudad, añade como fruto de sus investigaciones, ha estado siempre vinculada con la Madre Patria. En el siglo XVIII llegaron desde Galicia, nueve familias a este recóndito punto, y constituyeron la base de población del que se llamó Fuerte San Juan Bautista de Chascomús”.

El prof. Pablo Nápoli, subsecretario de Derechos Humanos y de Identidad del Municipio de Chascomús asegura entusiasmado que “Hoy estos vínculos recuperaron fuerzas y seguirán en otras acciones a través de las escuelas para que las generaciones que no vivieron aquellos años, puedan valorar el sentido de la hermandad.”

 “El gran mojón de este recorrido fue, en el siglo XX, a poco del retorno de la Democracia en la Argentina, el Hermanamiento con el Pueblo de Lalín que trajo consigo una renovación de los vínculos, un volver a las raíces y las historias familiares y culturales de la numerosa colectividad española y sus descendientes, reitera Alejandra Bilbao.

Pablo Napoli asiente y asegura “Estamos viendo frutos concretos de ese hermanamiento, pero no sólo lo protocolar, lo duro, sino lo humano, la proyección a futuro, apostamos a que se produzca entre las escuelas. Que las nuevas generaciones se conozcan, a través de los medios que hoy lo permiten, y puedan tener una visión más amplia de su mundo, y que cuando pasen por la plazoleta Lalín, la asocien con los niños que, a más de diez mil kilómetros, en el otro Lalín, el de Galicia, comparten con ellos intereses comunes, y, en muchos casos, orígenes.”

El intendente de ChascomúsProf. Javier Gastón, aclara que “el hermanamiento entre las ciudades comienza a dar frutos, como el mojón del Camino de Santiago, que ya es una realidad a concretarse, pero que también germinan otros proyectos con los mismos objetivos”. 

La hermandad entre estas dos ciudades se jalonó con encuentros, eventos, visitas y distintos actos protocolares. Pero lo más importante es que su espíritu pervivió, solapado, casi desvaído, hasta que en estos tiempos en que las circunstancias de un mundo atacado por cuestiones sanitarias, podría haberlo interrumpido, fue  cuando más fuerza tomó. 

Las personas juegan siempre un papel, en cada institución, o en la vida, todos estamos llamados a un objetivo que nos moviliza. José González Costa, nacido en Lalín y vicepresidente del Centro Lalín, Agolada y Silleda, se sintió imbuido de ese espíritu de hermandad y se propuso, a la par del Presidente Dr. José Luis Seoane, mantenerlo y fortalecerlo. 

González Costa lo siente como un proyecto que motoriza su propia vida, cada día programa y realiza una acción en el mismo sentido: que no se pierda aquella hermandad formalizada hace treinta y tres años. Está  en contacto permanente con el Alcalde de Lalín, José Crespo Iglesias, con quien programa y logra éstos y otros objetivos. “Es nuestro Ministro de Relaciones Exteriores”, comenta con humor y sinceridad José Luis Seoane, aludiendo a las infinitas gestiones de su Vice.

“Pronto habrá una calle en Lalín que se llame Chascomùs y viceversa, para que en ambos lados del Atlántico los hombres y mujeres que pasen por ellas sepan de la existencia de la ciudad hermana”. Escucho la voz de  Jose González Costa y siento que el entusiasmo lo desborda, lo revitaliza, porque hace lo hace por su Lalín natal, del que partió a los dos años, pero que conservó en su corazón. 

Argentina CHASCOMUS OFRENDA CON CRUCEIRO

Sucede tal vez que lo prohibido, lo difícil, la adversidad fortalece los lazos que tienen un origen genuino, y los de estas dos ciudades, una en cada orilla, se han ensamblado siempre. Un cruceiro reproduce el territorio gallego en tierras del Plata, y como bien dice González Costa “pronto habrá un mojón que señale otro hito en el camino de Santiago, que comienza en el sur de las Américas y llega hasta la  Catedral en la que Alfonsín vio oscilar el botafumeiro, luego de haber atravesado las calles de Lalín alfombradas de flores mientras la gente vitoreaba su nombre.”

Argentina CHASCOMUS JOSE GONZALEZ COSTA

El vicepresidente del Centro Lalín, José González Costa, intercambiando presentes con Pablo Nápoli, subsecretario de Derechos Humanos de Chascomús

Así había sido, el agradecimiento del entonces Presidente Alfonsín a Lalín, en cuyo Centro había sido arropado, se expresó en visitar, como primer viaje oficial, la ciudad. Y allí se emocionó cuando ese pueblo, que no era el de su país, le expresaba el más profundo reconocimiento, tal como quedó plasmado en la placa que recuerda que ese Presidente de la Argentina es un hijo dilecto de Lalìn. 

Desde aquellos almuerzos a escondidas, con largas sobremesas que trataban de dilucidar el futuro de la patria, de ganar la democracia para conquistar la libertad sin impunidad, desde aquellos días ha pasado un tiempo, pero no tanto para que la memoria de los grandes hombres y de los hechos que marcan un hito en la historia se diluya. 

José Luis SeoanePresidente del Centro Lalìn, asocia estas reuniones secretas y vinculadas con la libertad  con las que se produjeron en época de la colonia y entonces dice “hubo un tiempo en que nuestro Centro Lalín fue la Jabonerìa de Vieytes, y hoy esa efervescencia de la hermandad, tal vez un poco aletargada, renace  con fuerzas y se verá fotalecida, a través del mojón, entonces las calles de Chascomús se continuarán en el camino de Santiago”.

Argentina CHASCOMUS SEOANEEl presidente del Centro Lalín, Agolada y Silleda, José Luis Seoane

Y fue para honrar esa gesta que se han reunido, el 19 de marzo de este año 2021, en este evento organizado por Chascomús, con sus dirigentes y su pueblo, la presencia de las autoridades del Centro Lalín, Agolada y Silleda,  del Delegado de la Xunta en Buenos Aires, Lic. Alejandro López Dobarro del Sr. Carlos Humberto Malfa,  Obispo de Chascomús, quienes han puesto el marco que hará, imperecedera  esta hermandad.

Argentina CHASCOMUS FOTO GENERAL

En realidad la hermandad gallego argentina va más allá de los actos documentales, se basa en los cientos de miles de emigrantes que han atravesado el mar y que trasplantaron con dolor sus raíces, sabiendo que nunca se pierden las del lugar que los vio nacer.

Celia Otero, Marzo 2021