Jueves, 20 de Junio de 2019

IU Exterior denunciará ante el Parlamento Europeo la situación de trabajadores de ETT en Holanda

“Es intolerable que que haya en la Unión Europea un porcentaje elevadísimo de trabajadores temporales viviendo y trabajando en estas condiciones totalmente diferentes de los trabajadores de los Estados en los que residen”, denuncia Eduardo Velázquez, coportavoz de la federación de Izquierda Unida en el Exterior (IU Exterior) y candidato al Senado por Palencia.  

Por medio de un informe, que se registrará en los próximos días ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, IU Exterior pedirá ala Eurocámara que examine si ciertas empresas de trabajo temporal (ETT) radicadas en el sur de Holanda, así como las compañías usuarias de sus servicios, están incumpliendo la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, así como las directivas que regulan la contratación por parte de las empresas temporales y las relacionadas a la seguridad y contratación laboral. 

Esta es una de las acciones políticas que IU Exterior está llevando a cabo tras su visita, el pasado fin de semana, de una delegación de la federación al sur de Holanda para conocer los problemas de la emigración española que han llegado a este país a través de contratos con ETT desde España. Previamente, a iniciativa de IU Exterior, el diputado de IU Miguel Ángel Bustamante preguntó al Ejecutivo de Mariano Rajoy sobre esta problemática a comienzos de 2018 en sesión parlamentaria, en cuya respuesta el Gobierno del Partido Popular reconoció por escrito los abusos e irregularidades a las que se enfrentan los y las trabajadoras desplazadas en el extranjero. Sin embargo, desde Moncloa se mostraron satisfechos con la respuesta ofrecida a las personas  afectadas, y a día de hoy siguen sin ofrecer alternativa alguna para erradicar los problemas identificados.Actualmente se estima que entre 3.800 y 5.500 españoles pasan por ETTs en Holanda al año con estas condiciones laborales. Desde el pasado año, la Oficina de la Consejería de Empleo y Seguridad Social en La Haya ha registrado de manera oficial 478 quejas de trabajadores y extrabajadores que han estado contratados por estas Empresas de Trabajo Temporal (ETTs). 

El entramado de los contratos de 0 horas en Holanda

IU Exterior denuncia un sistema laboral que condena a la precariedad más absoluta a las clases trabajadoras emigradas en un momento de debilidad económica en nuestro país. Los trabajadores y trabajadoras destacadas en Holanda, sujetas a contratos laborales de 0 horas, no les garantizan en muchos casos un número mínimo de horas de trabajo a la semana. Esta situación provoca que, en muchas ocasiones, no se genere el salario suficiente para pagar el alojamiento, el transporte, y el seguro médico obligatorio. La mayoría de las quejas, como recoge la petición, se centran en la contratación en origen por las ETT y empresas reclutadoras con condiciones que no se ajustan ala realidad, alojamientos precarios, sueldos inferiores al salario mínimo holandés, condiciones de transporte e incluso situaciones de acoso o violencia.

El informe Trabajar en Holanda, publicado en 2017 por la Fundación 1º de Mayo de CCOO, destapa numerosos casos de explotación laboral en ETT en los Países Bajos, principalmente en el ámbito de la logística. El informe ilustra incluso condiciones de semiesclavitud, con nóminas que en algunos casos terminan siendo negativas. Las trabajadoras se alojan en campamentos improvisados, con habituales visitas de la policía y casos de extorsión.

La petición de IU Exterior pone especial énfasis en el las normativas comunitarias con lo que respecta a los trabajadores desplazados en otro Estado miembro de la UE, así como en materia de seguridad y salud de los trabajadores. 

“Este problema no es solamente de Holanda, con los trabajadores del sector de la logística. También lo hemos visto en Alemania, con las naves de Amazon, con los trabajadores de República Checa y países del Este que están trabajando en Baviera, en condiciones similares trabajadores en el sur de Francia con condiciones parecidas”, recuerda Velázquez. “Lo que estamos viendo es que en la UE hay una fuerza de trabajo crecientemente móvil que va de un país a otro buscando trabajo sin la protección laboral que deberían tener”.