lunes, 17 de mayo de 2021

IU Exterior celebra su cuarto aniversario reafirmando su compromiso con la emigración

IU Exterior web

Hoy hace cuatro años que Bruselas acogía la I Asamblea de Izquierda Unida en el Exterior (IU Exterior), una federación nacida del deseo de las bases militantes emigradas de adaptarse a la nueva realidad migratoria, sin dejar atrás a su militancia histórica. Se cerraba así un ciclo comenzado en junio de 2016 con la XI Asamblea Federal de IU, donde la nueva federación quedó registrada en el capítulo III de sus estatutos «con los mismos derechos y deberes que cualquier otra federación».

IU Exterior celebra este cuarto aniversario “en un contexto político complicado en el que la amenaza de la extrema derecha no solo en España sino en nuestros países de acogida crece exponencialmente con los discursos de odio y el señalamiento hacia las personas que migran», analiza Nerea Fernández, co-coordinadora de IU Exterior. Fernández considera que “nuestra lucha antifascista y por los derechos de la clase trabajadora tiene un doble compromiso, tanto en el exterior como en el territorio del Estado español, creando también puentes de solidaridad internacionalista, trabajando codo con codo con las compañeras de otras Federaciones de Izquierda Unida, reforzando los lazos que nos unen”. 

Las raíces del proyecto se anclan mucho más atrás en el tiempo: desde el exilio republicano al que se vieron abocados los y las camaradas del Partido Comunista de España como consecuencia de la dictadura franquista, primero; hasta la creación, por parte de la emigración económica de los años 60, de las ya extintas federaciones de IU en países como Bélgica, Luxemburgo, Francia, Alemania o Suiza. Con el fin de ciclo que supuso la fundación de IU Exterior, surgía entonces uno nuevo en el que llevamos inmersos estos tres años, y que se basa en un hecho fácilmente constatable: en un mundo globalizado, el grueso de los problemas de la emigración española son los mismos en Berlín que en Nueva York. Y es que, a pesar de haber emigrado en momentos distintos, toda la emigración comparte la misma lucha y las mismas emociones al dejar su tierra. Por ello, a pesar de su juventud como federación, las bases y la lucha que movían las antiguas federaciones de países hoy confluyen y se consolidan, tras cuatro años, en esta nueva estructura.

Nerea Fernández incide también en el carácter solidario de IU Exterior ya que “al fin y al cabo, IU Exterior es la casa de acogida de toda Izquierda Unida: las emigrantes venimos de todas las CCAA. A pesar de ser chiquininas nos sentimos muy arropadas por nuestras compañeras en el territorio, dispuestas a colaborar con nosotras y, en nuestro caso, dispuestas a seguir trabajando por los derechos de toda la emigración y las descendientes.»

IU Exterior lo seguimos conformando hoy personas emigradas dispuestas a luchar por nuestro presente y nuestro futuro.  Eduardo Velázquez, co-coordinador de IU Exterior explica que»durante los últimos cuatro años, en IU Exterior nos hemos esforzado por poner en el foco del debate público los problemas que afectan a la emigración: las condiciones del personal laboral del servicio exterior y de los trabajadores temporales contratados por ETT, la derogación del Voto Rogado y el acceso a la nacionalidad de los descendientes de la emigración son sólo algunas de las cuestiones que hemos tocado.” 

Nuestro trabajo

Par articular el trabajo de IU Exterior, la federación cuenta desde su creación con corresponsabilidades paritarias en su máximo órgano ejecutivo: la Comisión Colegiada.

La composición de este órgano dice mucho también de algunas de las peculiaridades de las nuevas migraciones: la flexibilidad y la precariedad laboral. A lo largo de estos tres años, han dejado su huella por la Colegiada de IU Exterior las compañeras y compañeros Marta Mosquera y María Martínez (Coordinación); Alicia de Medina-RosalesJosé Criado Miguel Sánchez (Organización y Finanzas); Teresa LagunaPaula Velasco, Alejo Beltrán y Pilar Moura (Acción Política); y Gonzalo Montoro y Juan Blanco (Comunicación Política). Al trabajo de todas ellas y ellos, así como el de tantos y tantas militantes de base anónimos o no, veteranos o nuevos, nos debemos desde la actual dirección y desde las asambleas locales de Bruselas (Bélgica), Berlín Frankfurt (Alemania), LuxemburgoZúrich (Suiza), Lyon Toulouse (Francia), y Buenos Aires Ciudad y la recientemente creada asamblea de Provincia de Buenos Aires (Argentina), y por último la novedosa  IU Global, que nació hace dos años como una asamblea virtual para permitir la participación de la militancia sin asamblea local cercana. Todas ellas desempeñan una tarea fundamental para poder dar respuesta política a las problemáticas de la emigración en el exterior. Sus coordinadores y coordinadoras trasladan las problemáticas locales a la Comisión Coordinadora de IU Exterior, el máximo órgano de dirección, para integrar todas las luchas en nuestro trabajo diario. A pesar de las distancias físicas, no son solo las nuevas tecnologías las que permiten que toda nuestra militancia esté en constante coordinación: es el alto componente humano y el elevado compromiso militante con la justicia lo que nos mantiene en pie. 

Este año ha sido particularmente duro para las emigrantes, que han visto cómo la pandemia de la COVID-19 no solo les imposibilitaba visitar a sus familias, sino también les enfrentaba al miedo a perder sus trabajos y les obligaba a lidiar con diferentes sistemas de salud, no siempre universales y gratuitos. También hemos vivido numerosos procesos electorales, y desde IU Exterior estamos convencidas de que este año veremos, por fin, aprobada la reforma del voto rogado. Esto no hubiera sido posible sin el incansable trabajo de Marea Granate y de otras organizaciones hermanas como Podemos en el Exterior. No nos olvidamos tampoco de que la Ley de Nacionalidad tiene que salir adelante. 

El futuro

Hoy más que nunca IU Exterior tiene presente lo recogido en la Declaración de la I Asamblea  «Contar con la experiencia vital y de lucha de diferentes generaciones de personas migrantes es un tesoro, pero para ponerlo en valor es necesario que nos organicemos de la forma más adecuada». Velázquez ve un futuro de la federación en el que “seguiremos trabajando en estos temas y abordaremos otros, como el establecimiento de una circunscripción exterior y la inversión en los recursos humanos y técnicos de los consulados de acuerdo con los censos de emigrantes, que han aumentado mucho en los últimos 10 años«

IU Exterior celebrará de forma telemática el 22 de mayo el encuentro “Repensando IU Exterior” una asamblea abierta a su militancia y simpatizantes que nace con el objetivo de repensar de forma colectiva el futuro de la federación. Una vez concluido este proceso, IU Exterior empezará a trabajar de cara a su II Asamblea de Federación, que tendrá lugar en otoño.