sábado, 15 de junio de 2024

Israel amenaza con cerrar el Consulado de España en Jerusalén y Albares responde que el "estatuto" debe ser respetado

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, durante su intervención en la clausura del Foro 'I+D+C Europa Futura.
El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, durante su intervención en la clausura del Foro 'I+D+C Europa Futura.

El ministro de Exteriores israelí, Israel Katz, ha amenazado con cerrar el Consulado General de España en Jerusalén si el Gobierno español no respeta la prohibición de mantener contactos con los palestinos, rechazando así la solicitud formal del Ejecutivo español de revocar esta medida.

"Cualquier conexión entre el Consulado español en Jerusalén y personas de la Autoridad Palestina supone una amenaza para la seguridad nacional de Israel y estará completamente prohibida", ha declarado Katz en su cuenta de X.

Katz había ordenado previamente que, a de este sábado, el Consulado en Jerusalén no preste servicios a residentes de la Autoridad Palestina ni realice funciones consulares o de otro tipo fuera del distrito de Jerusalén sin el consentimiento previo por escrito del Ministerio.

En su último mensaje, Katz ha señalado que el Gobierno israelí "cumplirá estrictamente" con las directrices establecidas y "si se producen violaciones, se tomarán medidas adicionales, incluyendo el posible cierre del Consulado español en Jerusalén".

Además, Katz ha reiterado que Israel "no guardará silencio ante la decisión unilateral del Gobierno de Pedro Sánchez de reconocer un Estado Palestino liderado por Hamás y las declaraciones antisemitas de Yolanda Díaz que buscan destruir Israel y reemplazarlo por un Estado palestino desde el río hasta el mar".

El Gobierno israelí ha respondido así a las declaraciones el Ministerio de Asuntos Exteriores español solicitando la revocación de dicha orden.

ISRAEL DEBE RESPETAR EL ESTATUTO DEL CONSULADO

Declaraciones, que según han indicado fuentes diplomáticas, el Gobierno ha dejado claro que "el estatuto de nuestras misiones diplomáticas y consulares debe ser respetado bajo cualquier circunstancia como hace España siempre". "Las normas y costumbres diplomáticas nos vinculan a todos", han recalcado.

Previamente, en una entrevista en Onda Cero,  Albares había sostenido que el Consulado General en Jerusalén, encargado de las relaciones con la Autoridad Palestina, "tiene un estatuto que está garantizado por el Derecho Internacional y por la Convención de Viena".

Dicho estatuto "no se puede cambiar unilateralmente por parte de Israel" sino que lo que existe es una "reciprocidad" en las garantías, privilegios e inmunidades entre representaciones diplomáticas, ha añadido.