miércoles, 01 de diciembre de 2021

El "Guernica" de chocolate muestra en París otra cara de la gastronomía vasca

-FOTODELDÍA- PARÍS, 27/10/2021.- Un confitero prepara una de las partes de la versión en chocolate del Guernica de Pablo Picasso, este miércoles en el "Salon du Chocolat" de París. Alrededor de 40 integrantes de la Asociación Vasca de Confiteros han participado en su elaboración, para la que han utilizado 500 kilos de chocolate. EFE/Mohammed Badra
Un confitero prepara una de las partes de la versión en chocolate del Guernica de Pablo Picasso en el "Salon du Chocolat" de París. EFE/Mohammed Badra

Agencia EFE

La primera réplica en chocolate del "Guernica", el icónico cuadro de Pablo Picasso, llegó a París con el objetivo de destacar la importancia de la gastronomía dulce en el País Vasco.

"Estar aquí es una hazaña importante", dijo a EFE la presidenta de la Federación Vasca de Gastronomía Dulce Artesana-Euskal Gozogileak, Lorena Gómez, encargada de dar forma a esta obra que participa en la 26 edición del Salón del Chocolate, el evento chocolatero anual más importante del mundo.

Los 500 kilos de chocolate que fueron necesarios para construir esta obra con la ayuda de 40 obradores vascos, entre reposteros y pasteleros, se expondrán en esta feria del 28 de octubre al 1 de noviembre.

El cuadro, en el que Picasso refleja la devastación causada por el bombardeo nazi en la localidad de Guernica (Vizcaya), fue creado con chocolate blanco, negro y con leche y con las mismas dimensiones que el lienzo original (7,77 metros de largo por 3,49 de ancho).

"Los detalles se hacen en conjunto", explicó sobre el proceso de elaboración Ismael Sayalero, que reconoció que la dificultad residió en trabajar por paneles, aunque celebró el resultado, con colores y texturas incluidas.

Para Iñigo Saraboe, otro de los "pintores" de este cuadro, la mayor complicación fue que las catorce placas que componen la obra casaran bien, y que cuando se aprecie el conjunto no dé la sensación de que está dividido en catorce partes.

El acto inaugural abrió con una coreografía denominada "Samina eta Bakea" (Dolor y Paz), con parte de la pieza "Gernika", de Mikel Laboa como fondo musical, que corrió a cargo de la bailarina Maialen Urdapilleta.

A esta representación le acompañó un desfile de moda con vestidos de chocolate, entre los cuales figuraron tres elaborados por reposteros vascos con motivos inspirados en las figuras del cuadro, como la linterna y el caballo.

El "Guernica" de chocolate fue inaugurado en abril en Guernica con motivo del 84 aniversario del bombardeo, y está previsto que próximamente viaje a otras ciudades de la geografía vasca.