domingo, 25 de julio de 2021

Francia dice sacar lecciones de la desescalada rápida e imprudente en España

Los Estados miembros de la Unión Europea (UE) no lograron este viernes cerrar un acuerdo sobre la reapertura de sus fronteras externas ante la pandemia del nuevo coronavirus por las discrepancias en torno a la lista de países cuyos nacionales podrán volver a viajar a territorio comunitario. EFE/Javier Etxezarreta/Archivo
Foto de Archivo de la frontera del País Vasco con Francia. EFE/Javier Etxezarreta/Archivo

Agencia EFE

Francia está sacando lecciones de la desescalada demasiado rápida e "imprudente" en España para intentar evitar tener que aplicar restricciones más duras, y por eso se han reforzado los controles a la entrada, que serán sistemáticos en los vuelos y selectivos en las fronteras terrestres.

Este es el mensaje del secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune, que en una entrevista este lunes al canal BFMTV habló de "los países que han reabierto demasiado rápido, quizás de forma imprudente, con discotecas sin control. Lo hemos visto en España".

En un discurso crítico pero al mismo tiempo con tono diplomático, Beaune dijo que "no se trata de estigmatizar. Se trata de sacar lecciones" para que la desescalada "no se haga demasiado rápido sin precauciones, ni aquí ni en otra parte".

Preguntado sobre la falta de controles del certificado sanitario que se ha comprobado en vuelos procedentes de España, afirmó que se ha pedido a las compañías y aeropuertos que esos controles se hagan de forma sistemática, y que se va a verificar que eso se cumple.

En cuanto a los pasos fronterizos por carretera, el secretario de Estado reconoció que "no habrá controles sistemáticos a todas las personas que entren en coche pero habrá controles selectivos".

Justificó la vigilancia porque "uno de los problemas que hemos tenido, por eso he hablado de España y de Cataluña en particular, es que hay muchos jóvenes franceses que se han ido de fiesta a Cataluña (...) cuando en España no había un protocolo sanitario muy estricto".

"De hecho -añadió- se ha reforzado en España y Portugal, y han tenido que tomar medidas de toque de queda para hacer frente a una situación que se ha desarrollado demasiado rápido".

El departamento de los Pirineos Orientales, fronterizo con la costa catalana, es el que tiene la tasa de incidencia más elevada de Francia con diferencia, con más de 300 casos por cada 100.000 habitantes, de forma que multiplica por más de seis el nivel de alerta.

En ese departamento se ha restablecido la obligatoriedad de la mascarilla en el exterior y Beaune dijo que "no se excluye" la posibilidad de que se imponga de nuevo un toque de queda, como ya se aplica en buena parte de Cataluña.