lunes, 08 de agosto de 2022

Formas de ahorrar en el mantenimiento de tu coche

Mecánica LRI web
Mecánica LRI web

Comprar un coche requiere de un importante desembolso que, lejos de terminar ahí, se mantiene en el paso del tiempo, ya que cada año invertimos importantes cantidades de dinero en nuestro coche, ya sea a través de la gasolina, de revisiones, del seguro, posibles reparaciones, impuestos, etc. De hecho, diferentes estudios han demostrado que una familia normal, destina una importante parte de sus ingresos anuales a su vehículo.

Esto hace que para muchas personas el mantenimiento del coche suponga una importante dificultad, hasta el punto de que muchas personas se ven obligadas a buscar otras alternativas, debido a que no pueden permitirse el gasto que supone dicho mantenimiento.

Conscientes de ello, en este post te vamos a dar una serie de consejos para ahorrar en el mantenimiento de tu coche, que te van a ser de gran ayuda para mantener tu vehículo en las mejores condiciones posibles, sin necesidad de reducir un excesivo desembolso.

Conduce de forma eficiente

Sin duda, conducir de forma eficiente supone un importante ahorro económicoa final de año, ya que una conducción eficiente te permitirá ahorrar significativamente en combustible, que con el paso del tiempo, supone el principal gasto de un coche.

La clave está en no revolucionar el coche en exceso, y para ello es importante no alargar las marchas demasiado. Así mismo, no conducir con las ventanillas bajadas, poner el aire acondicionado o la calefacción únicamente cuando sea necesario, o comprobar la presión de las ruedas con frecuencia, también será clave para ahorrar en combustible.

Además, una conducción eficiente alargará la vida útil de tu coche, ya que reducirá el riesgo de averías o problemas, que además, obligarían a pasar por el taller, con el correspondiente desembolso económico que esto supone.

Revisa tu seguro

El seguro de coche es otro de los gastos más importantes que debemos afrontar cuando nos compramos un vehículo. Hay que recordar que se trata de algo totalmente obligatorio para conducir.

Es importante contratar un seguro que se adapte a nuestras necesidades, al precio más competitivo posible. Es fundamental ir perfectamente protegido, pero sin pagar de más.

Así mismo, si usas el coche diariamente, aunque parezca contradictorio,ampliar las coberturas del seguro puede ayudarte ahorrar en el mantenimiento de tu coche. Por ejemplo, si tienes contratada la asistencia en carretera, la grúa que se encargará de recoger tu coche y llevarlo al taller será totalmente gratuita.

La importancia de las revisiones

Mucha gente se salta las revisiones con el objetivo de ahorrar, algo que es un error, ya que cumplir con las revisiones de ayudará a mantener tu vehículo en las mejores condiciones, reduciendo el riesgo de averías. Como dice el refrán, “más vale prevenir que curar”.

Para ello, el manual de fabricante de tu vehículo te indicará cada cuánto debes llevar el coche a revisión. En cualquier caso, según los expertos, es altamente recomendable realizar una revisión al año, con el objetivo de detectar posibles problemas con la mayor antelación, y así repararlos al menor coste posible.

No acudas a talleres oficiales

Sobre todo cuando se trata de coches nuevos, acostumbramos a acudir a talleres oficiales, creyendo que van a recibir un mejor trato. El problema es que estos talleres, en el 99% de los casos, son más caros que los talleres oficiales.

Por ello, si quieres ahorrar, lleva tu coche a un taller independiente, ya que podrán revisar tu coche y realizar cualquier posible reparación en las mejores condiciones, a un precio mucho más económico.

Eso sí, asegúrate de que sea un taller especializado y con experiencia. Para ello, revisa las opiniones y déjate aconsejar por algún conocido.

Atención al precio de la gasolina

Como ya hemos comentado, la gasolina es uno de los principales gastos del mantenimiento del coche, especialmente ahora que está en su máximo histórico.

Por ello, busca gasolineras low cost que cuenten con precios competitivos, ya que a la larga, puede hacerte ahorrar cientos e incluso miles de euros respecto a las gasolineras más populares.

Así mismo, evita repostar durante los fines de semana, ya que está comprobado que de jueves a domingo es cuando la gasolina y el diésel están más caros, debido principalmente a que es cuando más uso hacemos del coche.

Revisa los neumáticos

También es importante revisar frecuentemente la presión de los neumáticos, ya que cuando circulas con una presión más baja de la recomendada por el fabricante, no solo aumentas el consumo de gasolina, sino que también favoreces el desgaste de las ruedas, lo que te obligaría a renovarlas antes de tiempo.

Además, debes renovar los neumáticos cuando sea necesario, ya que de lo contrario, además de aumentar el gasto económico, también aumentan las posibilidades de sufrir un accidente en la carretera. Recuerda que los neumáticos son lo que te mantienen en contacto con la carretera, por lo que sin duda se trata de uno de los elementos más importantes.