Viernes, 15 de noviembre de 2019

El fenómeno literario Rompente estuvo latente en la Feria del Libro de Frankfurt

La Feria Internacional del Libro de Frankfurt tendrá a España como invitado de honor en el 2021. Un gran reto, sin duda, para el mundo editorial español que se prepara para tal acontecimiento. Bajo el lema "España, país plural", una dimensión diversa y constitutiva que acoge la diversidad de las lenguas, el Ministerio de Cultura y Deporte, la Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura y Acción Cultural Española han apostado por el movimiento gallego "Rompente" en una de las actividades programadas para esta presente 71 edición. Antón Reixa, Alberto Avendaño y Manuel M. Romón, fundaron en 1975 este movimiento con el que acercaron la poesía a las calles, rompiendo con convencionalismos y los tópicos de un momento de transición.

Coinicidiendo con los 40 años de su creación, uno de sus fundadores y mascarón de proa, Antón Reixa, protagonizó grandes momentos de la historia literaria gallega junto a la poeta María do Cebreiro.

Hablar del colectivo Rompente es hablar de la excepción. Hablar de aquellas prácticas culturales capaces de interrumpir el curso habitual de los acontecimientos en un mundo donde, a menudo, todo nos recuerda a otra cosa lo que nos lleva a preguntarnos qué no hay, hoy en día, en la literatura que sí consiguió Rompente. Fue un fenómeno que consiguió captar la atención de los medios, algo muy difícil. Los artistas de Rompente si no tenían algo, lo creaban con los medios disponibles a su alcance. No esperaban a que alguien les facilitase o les ratificase sus propuestas, simplemente, creaban lo que necesitaban y lo que no existía antes de ellos.

Rompente fue vanguardia porque fueron capaces de crear sus propios materiales y medios de trabajo. Convirtieron la vanguardia en tradición y los proceso de ruptura en dispositivos de normalización cultural. Rompente posee una conciencia de memoria lúcida; no solo se apropiaron de los medios sino que lo hicieron también del pasado pero, únicamente, de aquellas cosas del pasado que les interesaba. El sello Rompente se convirtió rápidamente en alimento creativo y en estímulo para los jóvenes que desde los años 80 quisieron escribir. En realidad, la herencia de Rompente no se ha interrumpido nunca pues continuó siendo el referente para las generaciones posteriores de escritores gallegos.

"Estamos reconfortados con las generaciones de poetas que han surgido en las generaciones posteriores. La mayor ruptura que he sufrido en mi vida ha sido tras un accidente que me mantuvo en coma 18 días. Curiosamente a donde regreso tras esa ruptura es a la  poesía en donde encuentro la forma más genuina de expresar el caos" explicaba el polifacético artista.

Antón-Reixa-1-web

Antón Reixa, cuyo currículum es tan amplio como la grandeza de su persona, narró entre risas una anécdota de su vida en la que ha se ha sentido "castigado" por sus manifestaciones.

"Yo fui de esos primeros manifestantes en contra de la implantación de la selectividad, sin embargo, con el tiempo, mi hija pequeña aprobó la selectividad porque en el examen de literatura gallega le salió el tema de Rompente"

Ejemplo de superación, carisma y personalidad, el escritor, músico, poeta, guionista, productor y director de cine español, no sólo ha dejado su legado con Rompente sino que ha dejado su impronta en la Feria del libro de Frankfurt. Ha sabido reiventarse tras la desafortunada ruptura que lo devolvió a la vida de nuevo y se encuentra embarcados en varios e interesantes proyectos donde la poesía y la performance no les dejará indiferentes.