martes, 09 de marzo de 2021

Los europeos que viajen a Francia no deberán aislarse a su llegada

EFE/EPA/THOMAS COEX/Archivo
EFE/EPA/THOMAS COEX/Archivo

Agencia EFE

El Ministerio francés de Exteriores rectificó el aviso a viajeros que llegan a Francia y retiró la obligación de aislarse siete días y de hacer una segunda prueba de diagnóstico de coronavirus a la semana.

La página web con consejos a viajeros mostraba desde el viernes las nuevas restricciones de viaje, que desde este domingo obligan a cualquier persona que entre en el territorio por avión o barco a presentar una prueba PCR realizada en las 72 horas anteriores.

Pero además, la alerta precisaba que los europeos debían aislarse durante siete días y realizar una segunda prueba una semana más tarde, mientras que los no europeos tenían la obligación de aislarse en un hotel fijado por las autoridades. Ambas informaciones han sido ya rectificadas.

Finalmente, y tras la rectificación de Exteriores, los procedimientos obligan a quienes lleguen de fuera del espacio a europeo a presentar PCR negativa a su llegada, aislarse durante siete días y realizar una nueva prueba al final de ese período.

Los viajeros procedentes del espacio europeo tendrán la obligación de presentar una prueba PCR negativa a su llegada (a excepción de quienes lleguen por carretera o tren) y no se les impone el aislamiento de una semana, aunque el Gobierno francés sí les recomienda que lo hagan y repitan la prueba después.