sábado, 18 de mayo de 2024

Antonio Manuel, un intelectual comprometido: "El Centro Andaluz de La Habana es mi casa"

Bailaoras de la Escuela de Danza del Centro Andaluz
Bailaoras de la Escuela de Danza del Centro Andaluz

"He llegado a Cuba por segunda  ocasión y, al igual que la primera vez, con el mismo propósito: investigar la presencia de Federico García Lorca en La Habana". Una importante gestión para un material audiovisual que a fines de este año 2024 podría ser televisada en la TV pública de Andalucía -expresó Antonio Manuel. Un intelectual comprometido, autor - entre otros libros - de dos títulos imprescindibles para entender la interculturturalidad  de su patria andaluza: 'La huella morisca: el al-Ándalus que llevamos dentro (2010) y Flamenco: arqueología de lo jondo (2018).  

"Sin quitarse el polvo del camino", este escritor donó esos títulos  y otros libros a la biblioteca María Zambrano del Centro Andaluz de La Habana (CALH), que ha tenido un hermoso despertar artístico cultural, gracias a su presidente Isidro Jiménez y su junta directiva.

Sombras que solo yo veo.... Mayito y María leen a
Sombras que solo yo veo.... Mayito y María realizan una lectura

El Sr. Antonio participó en la inauguración de la peña "Tardes de Machín", que se realizará mensualmente en el salón García Lorca de esta honorable asociación no gubernamental hispana miembro de la Federación de Sociedades Españolas de Cuba, sita en el emblemático Paseo del Prado entre Neptuno y Virtudes. 

Esta peña está dirigida por María de los Ángeles Jiménez Ganuza, sobrina nieta de esa excelsa figura de la cancionista cubana y española como fuera Antonio Machín.

La comunicadora social Gloria Yolanda Díaz Jiménez le hizo una entrevista, que por su importancia publico íntegramente.

¿Cómo se sintió en el Centro Andaluz de La Habana?

El Centro Andaluz de La Habana es mi casa. Cruzar el umbral bajo la bandera de Andalucía; mirar a la derecha y encontrarte con el Salón García Lorca; subir una planta y encontrar un salón dedicado a Blas Infante con su obra dispuesta en anaqueles, así como la biblioteca María Zambrano, y  más arriba, la terraza Rafael Alberti... todo ello me lleva a sentir que estoy en mi casa, pero sobre todo por vuestra disposición y cariño, vuestro afecto hacia mí. 

Me he encontrado con mi familia al otro lado de esta calle de agua que nos une. El Centro Andaluz de La Habana es completamente necesario aquí en Cuba, porque la isla es una de las orillas del Caribe afroandaluz. O lo que es decir: no puede entenderse la identidad cubana sin Andalucía. Que este Centro esté de nuevo funcionando, es como abrir una ventana del alma andaluza en La Habana.

En el fondo, andaluces y cubanos compartimos una misma alma.

En su visita al Centro presenció, como expresara anteriormente, la hermosa inauguración de la peña cultural "Tardes de Machín". 

¿Qué impresión le causó la misma?

Yo crecí con la música de Antonio Machín como si fuese la banda sonora de mi infancia. Le encantaba a mi padre, le encantaba a mi madre, le cantábamos toda la familia. Así que vivir tan cerca un acto en memoria y recuerdo de Antonio Machín, además con descendiente directo del famosísimo cantante, fue un regalo inolvidable para mí. Sobre todo, por mi padre, que ahora está perdiendo la memoria; sin embargo, no ha perdido el recuerdo, y cuando escucha a Antonio Machín, canta las canciones y se emociona. Y se emociona muchísimo y yo me emociono al verlo a él.

Cuando Antonio Machín cantaba "recuerdos de mi Andalucía que guardo en el corazón", estaba hablando precisamente de eso: de que hay un recuerdo que habita en un lugar que está más profundo que la memoria. Puedes perder la memoria, pero no el recuerdo. La sensibilidad de haber vivido en otro tiempo, esa sensación fue lo que viví en vuestro acto homenaje a Antonio Machín.

¿Qué planes futuros le esperan a Antonio Manuel?

Más que futuro, mi plan es presente. Mi presente es seguir entregándome en  cuerpo y alma a la defensa y la reivindicación de la memoria universal de Andalucía. En eso voy a trabajar hasta que me muera. 

Creo que Andalucía y Cuba, que son pueblos hermanos, tienen que conocerse mejor; tienen que conocer su intrahistoria, esa memoria que ha sido amputada de los libros, y darse cuenta de que no obedece a la casualidad de que Cuba tenga ese emparentamiento identitario con Andalucía. Y Andalucía también tiene que darse cuenta.  

Esa es la lucha en la que he empeñado media vida y en la que seguiré dejándome la piel hasta que me muera.

¿Volveremos a encontrarlo en Cuba?

Ojalá. Como decía Federico: si yo me pierdo, que me busquen en Andalucía o en Cuba. Si eso fuese un manifiesto, yo lo suscribo ya. Si no estoy en Andalucía, espero estar en Cuba. Me encantaría poder regresar porque entiendo que hay  muchas vetas de investigación que están abiertas, de par en par, para que aprendamos a ver quiénes somos.  Así, el emparentamiento entre la música tradicional cubana  y la andaluza -especialmente, el flamenco-  es de una evidencia espectacular. 

La religiosidad popular cubana es prácticamente la misma que la andaluza. Compartimos unos marcadores identitarios que son como espejos. Me encantaría poder regresar a Cuba para poderlos sentir, para poderlos investigar y plasmar mis vivencias en papel. 

Me encantaría dictar una conferencia en Cuba. Uno de mis sueños es ese: si Federico disertó aquí sobre la "arquitectura del cante jondo", me encantaría poder realizar la "arqueología de lo jondo", tal y como la abordo en mis libros.

Lorca habló de la tierra hacia arriba, a mí me encantaría hablar de la tierra hacia abajo. Porque en el fondo cualquier árbol, como puede ser la identidad andaluza cubana, no es solo las ramas que se ven, sino también las raíces que no se ven. Para entender esto en su totalidad hay que hablar de lo visible y de lo invisible. Me encantaría poder regresar a Cuba y dictar esa conferencia. Si puede ser en el Centro Andaluz de La Habana, que es mi casa, sería mucho mejor.

Según Gloria Yolanda Díaz Jiménez. El pasado sábado 4 de mayo, se inauguró  la peña  "Las tardes de Machín"; conducida  por Mayito y Gloria,  y el inigualable talento artístico de Patricia, María, junto a la escuela de baile flamenco del centro y el grupo "Entre dos aguas", viajamos al tiempo en que el cantante comenzaba sus pasos con sólo 8 años en la iglesia de su natal Villa Clara. Con sus canciones y la poesía  del poeta cubano Nicolás Guillén, los asistentes pudieron disfrutar de una tarde de esparcimiento y cultura.

Grupo Musical Entre dos Aguas
Grupo Musical Entre dos Aguas

Fueron recordadas fechas importantes del mes como la celebración de la Cruz de Mayo, el día de las madres y  la Virgen del Rocío, patrona de Andalucía. Participaron jóvenes y no tan jóvenes, quienes como un coro gigante cantaron las canciones de Machín en especial "Madrecita" que dedicaron a todas las madres presentes en el Salón García Lorca del centro. Este hermoso acto fue disfrutado por Isidro Jiménez: presidente del Centro Andaluz, Argel Calcines: Director de la Revista Opus Habana de la Oficina del Historiador, Antonio Manuel:novelista,escritor,músico y poeta cordobés, Mario José Gutiérrez: Director de producción de la televisión cubana, María Matamoros: nieta del célebre músico Miguel Matamoros, Milagros Roldán: viuda de Juan José  Molina colaborador Andaluz en Cuba y Andrea Méndez: Directora  de la Escuela de Danza del Centro Andaluz. Fue una maravillosa tarde,  donde los presentes pudieron escuchar de la voz del inolvidable Antonio Machín el tema " Recuerdos de Andalucía"  , "Dos Gardenias" .

El público presente disfrutando de la actividad
El público presente disfrutando de la actividad

El próximo mes de junio volveremos a disfrutar las "Tardes de Machín" gracias al desempeño y empeño artístico cultural de esta junta directiva, a la que deseo lo mejor.