lunes, 04 de julio de 2022

El "Entierro de la sardina de Murcia" entusiasma a la ciudad de Génova

Italia Entierro de la Sardina con Murcia web
Cartel oficial realizado por el ayuntamiento de Génova de la celebración del Entierro de la Sardina de Murcia en la ciudad italiana

Beatriz Arlanzon 

La ciudad italiana pudo disfrutar de esta emblemática fiesta murciana como parte de los actos de hermanamiento entre las dos ciudades. Este hermanamiento impulsará acciones conjuntas en diferentes ámbitos y proyectos financiados por la Unión Europea.

El Entierro de la Sardina, la conocida celebración que cierra las fiestas de Carnaval en diferentes puntos de España, tiene sus propias señas de identidad en Murcia. Han pasado casi dos siglos desde que en 1851 un grupo de estudiantes universitarios desfilara por primera vez por las calles de la ciudad imitando a un cortejo fúnebre en el que la «difunta» era una sardina que representaba la prohibición de comer carne los viernes de Cuaresma. Aunque a lo largo del siglo XIX y buena parte del XX, el Entierro se celebró de manera discontinua debido a la situación económica y los acontecimientos políticos, poco a poco se fue consolidando hasta convertirse en la fiesta más importante de la ciudad y ser declarada de Interés Turístico Internacional. A diferencia de los entierros que se celebran el miércoles de ceniza, éste tiene lugar el sábado siguiente al domingo de Resurrección, alejándose así tanto del vínculo con el Carnaval y la Cuaresma como del significado original.  

Por primera vez en la historia, el Entierro murciano se ha festejado dos veces. La primera, en la propia Murcia en las fechas habituales y la segunda en Génova (Italia) un mes más tarde. Esto se debe a que el Entierro forma parte del programa de actos que se realizarán a lo largo de 2022 para consolidar el hermanamiento entre las dos ciudades que se firmó el pasado 17 de diciembre. Los lazos históricos entre ambas ciudades son seculares y están bien documentados. Ya en el siglo XII genoveses y murcianos firmaron su primer acuerdo comercial. Los primeros introducían en la península productos provenientes de la Ruta de la Seda a través de los puertos de Murcia y ésta, a su vez, exportaba a otros países productos locales a través del puerto de Génova. La relación entre las dos ciudades fue declinando según Génova fue saliendo de la órbita de influencia de la corona de España. 

En realidad, el hermanamiento no es un punto de inicio, puesto que las dos ciudades llevan ya 15 años trabajando juntas, sino de impulso a un ambicioso programa de cooperación en los ámbitos de cultura, turismo, mundo académico (con una colaboración más estrecha entre ambas universidades), movilidad sostenible, eficiencia energética, ciudadanía digital (Eurocities), participación ciudadana en la revitalización de barrios (ADN Urbano) o la marca de ciudad entre otras iniciativas. El Entierro, que ha contado además con el apoyo de la embajada de España en Italia y se ha realizado en el marco del proyecto europeo SISTER, ha sido una oportunidad para dar a conocer Murcia y su cultura a los genoveses e impulsar el turismo entre ambas provincias. 

El evento ha sido todo un éxito ya que se calcula que asistieron unos cien mil genoveses y aunque se ha celebrado a menor escala que en Murcia, se han mantenido los elementos esenciales. Por la mañana se celebró un primer desfile, el tradicional reparto de juguetes (que ha distribuido un millón de regalos) y la lectura el «testamento de la sardina» y por la noche, Génova disfrutó de un segundo desfile, de la quema de la sardina y de un espectáculo pirotécnico-musical con el que terminó el Entierro. Una kermés que representó tanto la identidad murciana como la genovesa y en la que participaron comparsas, bailarines, bandas de música, charangas, carrozas, grupos culturales y camionetas restaurante en las que se pudo degustar la gastronomía de la región murciana.