lunes, 18 de enero de 2021

El embajador de España en Cuba presenta credenciales ante el presidente Díaz-Canel

El nuevo embajador de España en Cuba, Ángel Martín Peccis, presentó este martes las cartas credenciales ante el presidente de la isla, Miguel Díaz-Canel.

En la ceremonia, celebrada en el Palacio de la Revolución de La Habana, también estuvo presente el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, informó la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).El embajador español, que llegó a La Habana el pasado 29 de noviembre, sustituyó en el cargo a Juan Fernández Trigo, quien fue destinado a Venezuela como jefe de misión bajo el título de encargado de negocios.

En el momento de su nombramiento, el nuevo embajador en La Habana era director de la oficina regional en Bogotá de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura en Colombia.España y Cuba han reforzado sus relaciones bilaterales en los últimos tiempos, sobre todo a partir de las visitas a la isla del presidente español, Pedro Sánchez, en noviembre de 2018, la primera de un jefe del Ejecutivo español a la isla en 32 años, y la de los reyes Felipe VI y Letizia en noviembre de 2019, la primera de la historia de un monarca español al país caribeño.

España es uno de los principales socios comerciales de Cuba y el de mayor peso dentro de la Unión Europea, al aportar aproximadamente la mitad del total de exportaciones procedentes del bloque comunitario.Es también el más importante inversor en el área del turismo en la isla y mantiene negocios conjuntos con el Estado cubano en sectores como hoteles, logística, construcción y producción de alimentos.

Cuba arrastra una deuda de unos 300 millones de euros (equivalentes a 369 millones de dólares) con las compañías españolas que operan en la isla, algo que afecta especialmente a pequeños empresarios del país europeo en la isla.
A ello se suma el fuerte impacto que ha tenido la pandemia del coronavirus sobre el turismo y el comercio entre España y Cuba, lo que ha ocasionado una reducción de casi un tercio de los intercambios en términos interanuales hasta 65,32 millones de euros (80,3 millones de dólares), según datos de la Oficina Comercial española en La Habana.