viernes, 07 de agosto de 2020

Ecuador dispone regreso del funcionario que violó el estado de alarma en Madrid

La Cancillería de Ecuador informó este lunes de que ha dispuesto el regreso inmediato al país de un funcionario de su consulado en Madrid, al que abrirá un proceso disciplinario por haber vulnerado el distanciamiento social en una reunión con varias personas.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana dio a conocer que había "dispuesto el inmediato retorno al país del funcionario administrativo del consulado del Ecuador en Madrid, que participó este fin de semana en una reunión social".

En ese encuentro, añade la nota en base a informaciones de la Policía local, "se faltó al debido respeto a las normas de distanciamiento y reunión de personas vigentes en esa ciudad".

"El Ministerio abrirá un proceso de régimen disciplinario al funcionario, conforme a las disposiciones legales ecuatorianas", concluye la escueta nota.

La Policía española sancionó al funcionario de la Embajada del Ecuador en España y a otras 34 personas por participar en una fiesta en un municipio de la región de Madrid sin respetar las normas que restringen las reuniones durante el estado de alarma a causa de la epidemia de coronavirus.

Según confirmaron este lunes fuentes policiales a Efe, los agentes sorprendieron a los sancionados la tarde del sábado pasado en una zona descampada de Parla, localidad cercana a la capital de España, donde un grupo de adultos y menores celebraba la fiesta con una parrillada sin cumplir "ninguna medida de seguridad"

La Comunidad de Madrid pasó este lunes a la fase 2 del plan de desconfinamiento gradual de la población a medida que remite la epidemia en España, pero el sábado se encontraba todavía en la etapa 1.

En ese momento no se permitían reuniones de más de diez personas y era obligatorio usar mascarillas y respetar la distancia de seguridad de al menos dos metros entre personas para prevenir el contagio.

La Cancillería ecuatoriana consideró el hecho "bochornoso" y avanzó que abriría un expediente al trabajador, "más allá de las sanciones que según las normas locales le correspondan".

Detalla la Cartera de Exteriores que el embajador ecuatoriano en España, Cristóbal Roldán, se puso en contacto con la Policía y, efectivamente, se confirmó que un funcionario administrativo de carrera que trabaja desde el 2016 en la legación estuvo en la celebración.

Según un canal de televisión autonómico local Telemadrid, el funcionario era "un agregado" de la Embajada ecuatoriana en Madrid, que había acudido al lugar de la reunión en un coche diplomático.

De momento, la Cancillería ecuatoriana no ha dado a conocer ningún detalle sobre la identidad o cargo del diplomático consular.