Jueves, 20 de Junio de 2019

David Casarejos: "Las elecciones y el impacto en los emigrantes en 2019"

David Casarejos
David Casarejos

EL 28 de abril, tendremos que votar por un nuevo Gobierno para los próximos 4 años.

Quizás sea una primera vuelta replicando las elecciones de 2016, abocándonos a un nuevo Gobierno débil, que dependa de mantener contentos o bien, a varios grupos minoritarios y regionales, o a una ultra derecha a la que la palabra emigrante le parece un insulto.

Esta pausa electoral, nos ha pillado a contrapié, y ha negado la aprobación de leyes que venimos exigiendo desde el exterior como son la de Nacionalidad y la derogación del voto rogado.

En la presentación de programas electorales a cuentagotas que estamos sufriendo, se escuchan muchas promesas que serán meras promesas y nunca hechos, muchas promesas que suenan a amenaza para muchos, y muchas promesas que se parecen mucho al escenario de unicornios y dinero llegando a espuertas del resto del mundo que se hizo durante la campaña del Brexit, por los primos de Abascal del UKIP (partido xenófobo e independentista de Reino Unido).

¿Y propuestas para nosotros? ¿Propuestas para los 2 millones y medio de españoles viviendo fuera? ¿Qué hacemos mal como para que no se nos tome en serio y no hagan esfuerzos en engancharnos a la escena política española?

¿Se imaginan que provincias como Sevilla, Valencia, Bilbao, o muchas otras no tuvieran un solo representante en las listas de los partidos políticos?

Pues justamente esto nos pasa a los que vivimos en el exterior, y teniendo en cuenta la composición del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, muchos de los compañeros llevan activamente su afiliación política (a veces defendiendo más a sus partidos, que a sus votantes en los Consejos de Residentes), pero nunca se ve un candidato del exterior en ninguna lista.

Yo desde mi posición en una lista apartidista, y sin ninguna afiliación política, no me postulo, pero creo que muchas compañeras podrían hacer un digno trabajo representándonos. Aunque claro, ¿se imaginan si de repente en vez de seguir pautas del partido al que representan, alzaran la voz por lo emigrantes y de repente se exigiera desde dentro del Congreso que nos escuchen y nos concedan nuestros derechos?

Es mejor tenernos lejos, y con el volumen bajito, ya que es más importante para ellos arañar votos con un cambio en la ley del aborto que nadie demanda, o prometer que van a poner muy difícil a los inmigrantes intentar buscar un futuro en España (justamente lo que mucho hemos sido obligados a hacer fuera de España).

En esta campaña, no nos tienen en cuenta los partidos políticos. Pero nuestros compatriotas si se preocupan de nosotros y la encuesta elaborada por YouGov para el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, con más de 5.000 entrevistas realizadas en los primeros meses de 2019, nos demuestra que a los españoles les preocupa mucho más la emigración (63%) que la inmigración (19%), por mucho que nos hayan hecho creer lo contario. 

Ya no es la hija de la vecina la que sale al exterior. Ahora es nuestra hija, o sobrino… y ahora sí, nos preocupa. Y les preocupamos y lo último que quieren es que el distanciamiento se perpetúe, y las instituciones nos empujen a ello…los partidos ya lo hacen.

Una comparación del Programa electoral de 2016 (a esperas de ver el de 2019 ), de los 4 partidos más importantes entonces, demuestra una estadística relevante:

-El PSOE habla de los emigrantes en su programa 9 veces

-Podemos lo hace 37 veces

-PP y Ciudadanos no incluían el termino es ninguna parte del programa

Ante estos datos, muchos se conformarán con visitas de Ana Pastor a Argentina, o de otros gerifaltes de la política española que sin duda alguna irán visitando el exterior en las próximas semanas, sin demandarles que nos incluyan en sus programas electorales.

Y menciono a Ana Pastor que, como Presidenta del Congreso, frenó la derogación del voto rogado, y que ahora, ironías de la vida es la primera que ha salido a pedir nuestro voto de emigrantes al exterior

Hay campañas como la presentación del Plan de Retorno a España, que igualmente pecan de electoralistas. Este plan, siendo un proyecto en marcha y elaborado con muchas ganas de hacerlo crecer por Volvemos.org, y que estoy seguro que si sigue el mismo Gobierno podría traernos más alegrías, no nos hacen más que dar que pensar, que lo único que les gusta de nosotros, los emigrantes, son nuestros sufridos votos.

Unos votos que no quieren arriesgarse a permitirnos sin rogar el voto, no sea que en vez de votar el 7% de los que vivimos fuera, de repente votaran un 60% con el posible vuelco electoral en algunas provincias.

Y quizás este sea el problema, no somos de allí ni de aquí, y si esto es así, porque no nos permiten tener una circunscripción exterior, como ya existe en Portugal, Francia, Italia, y pasemos a ser la provincia numero 53…pero ya lo sé, esto es Ciencia Ficción