miércoles, 01 de diciembre de 2021

Costa Rica negocia con España la adquisición de 500.000 vacunas de Pfizer

Las farmacias alertan de la falta de vacunas antigripales

Agencia EFE

Costa Rica confirmó que inició un proceso de negociación con España para la adquisición de 500.000 vacunas Pfizer/BioNTech que el país europeo tiene disponibles, informó una fuente oficial.

La Casa Presidencial indicó en un comunicado de prensa que el Gobierno costarricense aún está en etapa de negociación y análisis técnico de la adquisición de las dosis, ya que deben finiquitarse los recursos financieros necesarios para cubrir el costo, así como aspectos técnicos y logísticos para materializarlo.

"Agradecemos al Gobierno de España por la disposición de facilitar el acceso a estas vacunas, las cuales permitirían adelantar la aplicación de terceras dosis a la primera línea de respuesta, a las personas mayores de 58 años y aquellas inmunosuprimidas", afirmó el ministro de Comunicación, Agustín Castro.

El proceso de negociación cuenta con la participación de representantes de autoridades sanitarias, de emergencias y diplomáticas. Este trabajo se enmarca dentro de los diversos esfuerzos que el país realiza para obtener vacunas y acelerar la protección de la población contra el virus.

La Casa Presidencial puntualizó que una vez culminado el proceso y finiquitados todos los aspectos necesarios para recibir las vacunas se informará sobre los detalles de logística, llegada, entre otros.

Según información de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) al 8 de noviembre, en este país de 5,1 millones de habitantes se han aplicado 6.736.978 dosis de la vacuna contra covid-19, de ellas 3.790.500 corresponden a primeras dosis y 2.922.622 a segundas dosis.

Estos números significan que el 73,4 % de la población total del país cuenta con una dosis y el 56,6 % con dos. Si se toma en cuenta solamente la población meta a vacunar, que son las personas mayores de 12 años, el porcentaje de cobertura de primeras dosis es del 88,7 %, y el de segundas del 68,4 %.

Desde mediados de octubre la vacuna contra la covid-19 es obligatoria para los trabajadores del sector público y los patronos privados están facultados a exigirla a sus empleados.