lunes, 04 de julio de 2022

Cómo el español y el hindi literario ganaron una batalla al inglés

NUEVA DELHI (INDIA), 02/03/2022.- (I-D) El hispanista Anil Dhingra; el director del Instituto Cervantes en Nueva Delhi, Òscar Pujol; la hispanista Vibha Maurya; la segunda jefatura de la embajada de España en la India, Montserrat Momán Pampillo; el hispanista Aparajit Chattopadhyay; el embajador español, José María Ridao; y el hispanista Shyama Prasad Ganguly, durante el acto en el que España condecoró este miércoles a cuatro hispanistas indios por su labor pionera durante el último medio siglo en introducir el español en la India. EFE/Moncho Torres
Foto de Archivo. (I-D) El hispanista Anil Dhingra; el director del Instituto Cervantes en Nueva Delhi, Òscar Pujol; la hispanista Vibha Maurya; la segunda jefatura de la embajada de España en la India, Montserrat Momán Pampillo; el hispanista Aparajit Chattopadhyay; el embajador español, José María Ridao; y el hispanista Shyama Prasad Ganguly, durante el acto en el que España condecoró a cuatro hispanistas indios por su labor pionera durante el último medio siglo en introducir el español en la India. EFE/Moncho Torres

Agencia EFE

El escritor guatemalteco Eduardo Halfon y la escritora india Geetanjali Shree, premiada hace dos semanas con el Booker Internacional, reconocieron durante un evento literario en la India que en sus obras el español y el hindi ganaron la batalla al inglés, cuando todo apuntaba a que sucedería lo contrario.

El encuentro entre Shree y Halfon, emitido este martes en diferido, se enmarca en el ciclo literario "Benengeli 2022" que promueve el Instituto Cervantes en sus centros de Dakar, Chicago (EEUU), Toulouse (Francia), Sídney (Australia) y, en este caso, en Nueva Delhi, con la presencia virtual del autor guatemalteco.

Con la hispanista Lipi Biswas Sen como moderadora en el auditorio del Cervantes, Shree sentada a su lado, y con Halfon al otro lado de una pantalla desde Berlín, los dos escritores reconocieron que el dominio formal lo tenían del inglés, pero que su lengua materna, la de la infancia, se acabó imponiendo a la otra más universal.

"En mi mente empieza todo en inglés, porque pienso en esa lengua cuando escribo, pero, por algún motivo, acabo vertiéndolo en español. Se produce una traducción simultánea cuando escribo del inglés al español", explicó el escritor guatemalteco, que se trasladó con su familia a Estados Unidos cuando tenía diez años.

Allí "el inglés sustituyó enseguida al español", algo que hacen los niños para "adaptarse", se trata de "supervivencia", y cuando volvió a Guatemala doce años después, "apenas hablaba español". "Lo entendía, pero lo hablaba muy mal, con mucho acento", y tuvo que "empezar poco a poco a recuperar" esa lengua materna.

Aunque según su "teoría", empezó a escribir en español "no porque fuera mi lengua materna, sino la lengua de mi infancia", a la que siempre regresa en sus relatos, aunque aclaró que "hay un montón de inglés" en su español.

"Es inevitable. No lo hago adrede, no me lo propongo", anota Halfon, algo que se refleja en las estructuras de las frases, el uso de comas, adverbios. "Me relaciono con el español a través de la escritura", remarca.

EL HINDI Y EL INGLÉS

Para la escritora india, que ganó a finales de mayo el premio Booker Internacional con la primera obra que recibe este galardón escrita originalmente en hindi, "Tomb of Sand" ("Tumba de arena"), el uso de la lengua está "muy ligado" a la historia de su país como ex colonia británica hasta su independencia en 1947.

"En mi caso, por nuestro pasado colonial, tenemos una relación compleja con el inglés y el hindi. Nos hemos criado con el inglés y nuestra lengua materna (...) En nuestro caso se trata más bien de una maraña que debemos desenredar", explicó Shree.

La autora cree que, "de alguna manera, nuestra historia nos ha despojado de ambas lenguas, porque ha hecho que las mezclemos".

Además, en la India existe también la mentalidad de que si alguien domina el inglés, escribirá también en ese idioma, por lo que muchos se sorprendieron de que eligiera el hindi, cuando ella ve "curioso", añade, que les llame la atención que optara finalmente por su lengua materna en vez de "una lengua extranjera".

"No tengo nada en contra del inglés, simplemente no me gusta la jerarquía entre las dos lenguas, y que una sea considerada superior y la otra para el populacho", subrayó la escritora.

"Básicamente todo lo que escribimos se basa en la memoria (...) Cuando queremos recuperar esos recuerdos, necesitamos la lengua con que olimos, vimos y oímos. Todo esto lo sentí en hindi. Y de manera automática el hindi se convirtió en la opción natural", explicó, a pesar de que "al principio, los más puristas" decían que su hindi no "era hindi (...) porque tienen una idea convencional de la lengua".

Shree cree que "esa desventaja, de no saber ni haber estudiado el hindi convencional", le ayudó y jugó a su favor, la "liberó", escribiendo en un idioma que es una "mezcla".

"Me dio una libertad que no habría tenido si me hubiera criado en un contexto tradicional en hindi. Me hizo ser una persona atrevida, experimental, y tomé de aquí y de allá sin ataduras, me dio una lengua ecléctica, me hizo ser una persona con una visión plural, polifónica", sentenció.