Viernes, 15 de noviembre de 2019

50 participantes en el último seminario de formación de mayores del programa ¡Adentro! 

El último seminario de 2019 del programa de formación de mayores hispanohablantes, ¡Adentro!, contó con una asistencia superior a otras veces. Entre participantes y docentes, asistieron a este tercer encuentro del año cincuenta personas procedentes de diferentes lugares de Alemania y Bélgica, de las que 19 eran participantes nuevos, de ellos, seis participaban por primera vez. El evento tuvo lugar del 25 al 27 del pasado mes de octubre en Vallendar, ciudad situada a orillas del Rin, cerca de Coblenza. 

Durante todo el fin de semana, los docentes desarrollaron un interesante programa orientado a hacer más fácil y más humana la vida de los mayores en la emigración. Los participantes adquieren en cada seminario conocimientos útiles sobre salud, derechos sociales, aprovechamiento del tiempo libre y otros temas de interés para las personas jubiladas, conocimientos que, como multiplicadores, llevan a sus centros parroquiales y asociaciones. En los seminarios aprenden también cómo realizar este trabajo voluntario de forma óptima y cómo dirigir grupos de mayores con éxito.

Organizan los seminarios la Academia Española de Formación (AEF), la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia y la Cruz Roja Alemana (DRK), con el apoyo de la Fundació Privada Can Gelabert de Barcelona, del Departamento de Formación de las Misiones Católicas de Lengua Española en Alemania y de la Dirección General de Migraciones.

El comienzo del seminario

El seminario comenzó el viernes a las cuatro y media de la tarde con un pleno en el que los representantes de las entidades organizadoras dieron la bienvenida a los participantes y, tras una rueda de presentaciones, el coordinador de ¡Adentro!, Vicente Riesgo, expuso el programa a desarrollar durante el fin de semana.

Los primeros talleres del seminario tuvieron lugar después de una pausa para la cena. Como en otras ocasiones, se formaron tres grupos de trabajo, en los que se ofrecieron tres temas diferentes en paralelo. El fotógrafo, Vidal Olmos, ofreció un taller de fotografía, en el que dio pautas de cómo manejarse con la cámara para hacer buenas fotos y mostró ejemplos de diferentes tipos de fotografía.  En un segundo grupo, el  psicólogo, Daniel Gil Abascal, habló sobre cine y psicología, Bajo el título “Cuando el séptimo arte nos invita a profundizar en nuestra realidad”, analizó con los participantes del grupo aspectos técnicos del rodaje que influirían en la psicología de los espectadores, comentó también la psicología de los personajes y cómo muchos contenidos de películas invitan  a la reflexión psicológica. En un tercer grupo, el sociólogo, José María Villar, abordó el tema de la “prevención y detección de un ictus”. Comenzó explicando la gravedad de esta enfermedad cerebrovascular, que se daría en una de cada seis personas, y subrayó la importancia de actuar con rapidez al detectarla para menguar las secuelas posteriores. Un ictus podría reconocerse mediante acciones fáciles, tales como pedir a la persona afectada que sonría, que levante los brazos o conteste a una pregunta. Finalmente, se refirió a las acciones preventivas para evitar la enfermedad, como hacer regularmente algún deporte adecuado a la edad, reducir las sales y las grasas en la alimentación y mantener controlados el peso, la tensión arterial y el colesterol. La tarde terminó con una convivencia informal.

Trabajo intensivo y ambiente cordial

El sábado fue un día de trabajo intenso. A las siete y media de la mañana comenzó la jornada con gimnasia para mayores, bajo la dirección de Julia Josefina Costa,  y ejercicios de yoga, con Teresa Díaz Rivero. Después del desayuno, tuvo lugar un pleno en el que se leyó un breve pensamiento que serviría como hilo conductor del trabajo del día; luego se formaron los grupos de trabajo de formación básica. El primero de ellos, orientado especialmente a los participantes nuevos, estuvo dirigido por  el sociólogo, Vicente Riesgo. El título “A la búsqueda de uno mismo- El trabajo biográfico en ¡Adentro!”, resume la finalidad de este taller, que es conocer la folosofía del programa  ¡Adentro! y conocerse a sí mismo antes de dedicarse a ayudar a los demás, lo que se considera condición necesaria  para todos los que deseen realizar un voluntariado social. En otros dos talleres paralelos, Daniel Gil habló sobre “ pensamientos irracionales” y analizó con los asistentes qué son, cómo pueden detectarse y qué pautas se podrían seguir para comprenderlos y sustituirlos por otros pensamientos más realista y saludables para la propia psique.

La directora de la Fundació Can Gelabert, Carmen Salinas, psicóloga y jurista, habló sobre la inteligencia emocional en la persona mayor, subrayando el valor de la inteligencia cognitiva y su importancia a la hora de actuar y tomar decisiones. Partiendo de que la mayoría de  los asistentes reconocieron que en sus actuaciones se dejarían llevar por las emociones y sentimientos del momento, intentaron describir las emociones, las básicas y las universales, y analizaron las situaciones que éstas generan, cómo se expresan y cómo se manifiestan ante los demás, pero también cómo se interpretan las emociones ajenas. Salinas explicó qué sensaciones producen en el organismo las emociones y qué pensamientos pueden  generar, poniendo de relive como las emociones fuertes podrían producir bienestar, malestar e, incluso, ansiedad o dolor en alguna parte del cuerpo. En ese sentido, subrayó la importancia de la educación emocional para aprender a gestionar las propias emociones y a regular adecuadamente su manifestación ante los demás,  lo que podría generar respuestas y actitudes positivas muy importantes en esa etapa de la vida.

Refuerzo de la memoria, seguros sociales y voluntariado social

El sábado por la tarde, los participantes pudieron realizar ejercicios para reforzar la memoria y, a continuación, continuar con un taller de arte-terapia, ambos dirigidos por Daniel Gil. En este último  pudieron dar rienda suelta a su capacidad creativa, descubrir al artista que cada uno lleva dentro y utilizar ese potencial a favor de la propia salud psicológica. En otro grupo paralelo se trataron cuestiones de la Seguridad Social -seguro de pensiones, seguro sanitario y seguro de cuidados- asuntos de interés para los jubilados en Alemania. El tema fue desarrollado por José Alberto Haro-Ibáñez. 

Carmen Salinas ofreció un taller bajo el título, “El voluntariado social de los mayores”, en el que explicó a los participantes lo valioso de estos voluntariados tanto para la sociedad como para las personas que los realizan, ya que los mayores harían ese trabajo con gran motivación, de forma altruista y solidaria y asumiendo tareas que otros dificilmente asumirían. La jurista recordó como, para muchos mayores, el poder realizar este servicio se habría convertido en su proyecto de vida y  explicó a los asistentes el concepto jurídico de “voluntariado”, distinguiendo entre las personas que prestan sus servicios con contrato de voluntariado y las colaboradoras que, sin contrato, realizan alguna labor de ayuda en alguna organización o actividad sin ánimo de lucro. Aclaró tambiém lo que representa tener un contrato de voluntariado, los derechos y obligaciones que ello implica y la importancia de poseer un seguro para incidencias que pudieran presentarse durante el ejercicio de su función. Para todos, el voluntariado significaría una ganancia, pues les ayudaría a mitigar la soledad, a sentirse útiles y valorados y a aumentar su  círculo de relaciones, por eso, se subrayó la necesidad de que, en las instituciones en las que existen voluntariados, se tengan en cuenta las motivaciones de los mayores para ejercerlos y se adecuen los trabajos a la edad  y condición física de los voluntarios y, especialmente, que se les dé el reconocimiento y agradecimiento merecido.

Después de una pausa para cena, todos los participantes pudieron poner a prueba sus dotes artísticas participando en el ensayo coral, que dirigió Daniel Gil, o en el grupo de baile para mayores, con Julia Josefina Costa. Al mismo tiempo se ofreció la posibilidad de asistir a la celebración de la eucaristía con el P. Ferrán Carbonell.

Luego, tuvo lugar una velada especial para este último seminario de 2019. En un ambiente simpático y distendido,  algunos de los presentes mostraron sus talentos en el ámbito de la música, el cante, el baile o el teatro y el buen humor  fue la constante de la noche.

Alemania-Adentro-2-web

Un tema controvertido, el maltrato de los mayores

Nuevamente, comenzó el domingo con ejercicio físico, para continuar, tras el desayuno, el trabajo en grupos. Entre las nueve y las doce y media de la mañana se ofrecieron tres talleres simultáneos:   “El maltrato a las personas mayores” ¿cómo reconocerlo y cómo actuar?, dirigido por Carmen Salinas; “Moderación y asesoramiento colegial en los grupos de mayores. Herramientas de trabajo para los multiplicadores de ¡Adentro!, a cargo de Vicente Riesgo y  José María Villar trató en un tercer grupo el tema de “la familia como soporte o como estresor”.

Destacamos el tema del maltrato a las personas mayores por ser uno de los más actuales y controvertidos. La docente mostró a los participantes algunos cortos, escuetos pero impactantes, en los que se denunciaban casos de malos tratos a mayores, hechos casi invisibles para todos menos para la persona maltratada. Con la participación de todos, se fue elaborando una guía educacional acerca del maltrato: dónde tiene lugar, causas, formas, víctimas, factores de riesgo, etc. Como el maltrato al mayor más frecuente y más extendido sería el psicológico y siempre provendría del círculo familiar o más cercano a las víctimas, éstas no lo denunciarían por vergüenza o miedo, de ahí la importancia del “empoderamiento”de los mayores y de sensibilizar a la ciudadanía para reconocer y actuar frente al maltrato, así como de mejorar la formación de los cuidadores y profesionales, en todos los ámbitos, para intentar erradicar esta lacra social que, todavía en el siglo XXI, sigue afectando a nuestra sociedad. En el taller se comentaron, para finalizar, casos conocidos de maltrato y publicaciones de la prensa sobre el tema.

Después de la comida, los participantes realizaron la acostumbrada evaluación anónima del seminario, de la que son responsables Carmen Salinas y Vicente Riesgo. A las dos y media de la tarde todos se despidieron para regresar a casa, esperando encontrarse nuevamente en los seminarios de 2020.

Alemania-Adentro-web