miércoles, 30 de septiembre de 2020

China autoriza primeros vuelos internacionales directos a Pekín desde marzo

China permitirá a partir de mañana jueves que lleguen vuelos internacionales directos a Pekín por primera vez desde el pasado 23 de marzo, informó la Administración de Aviación Civil (CAAC) del país asiático.

Según un comunicado publicado en la página web del organismo, a partir de este jueves, 3 de septiembre, se retomarán nueve rutas provenientes de ocho países que China considera más seguros por estar registrando menos casos de COVID-19.

Los países incluidos son Tailandia, Pakistán, Canadá, Grecia, Dinamarca, Austria, Suiza y Camboya; desde este último -concretamente, desde su capital, Nom Pen- partirá el primer vuelo directo a Pekín, operado por la aerolínea de bandera china, Air China.

Desde el 23 de marzo, la CAAC ordenó el desvío de más de quinientos vuelos con destino Pekín, obligándolos a efectuar una escala en otras ciudades del país en las que las autoridades sanitarias sometían a los pasajeros a controles sanitarios o cuarentenas de catorce días antes de permitirles continuar el viaje hasta la capital.

Eso sí, la institución advirtió de que tomará “medidas más estrictas de prevención y control” para los vuelos que lleguen directamente a Pekín, limitando el número de pasajeros por vuelo así como el de personas que puedan pasar por el Aeropuerto Internacional de Pekín-Capital cada día.

En caso de que se detecten más de tres positivos de coronavirus en uno de estos vuelos, la ruta en cuestión volverá a ser desviada a la ciudad en la que había efectuado las citadas “escalas sanitarias” en estos últimos meses.

La CAAC indicó que seguirá evaluando la situación internacional de la pandemia y la demanda de los pasajeros para volar a China para “llevar a cabo gestiones para que otras rutas internacionales de pasajeros que han sido desviados a otras ciudades puedan retomar sus vuelos directos a Pekín”.

Desde marzo, cuando China prácticamente cerró sus fronteras al exterior por la evolución global de la COVID-19, Aviación Civil adoptó una política por la que solo se permitía a cada aerolínea operar una única ruta a la semana desde cada país.

En las últimas semanas, el organismo rector del espacio aéreo chino ha ido concediendo más vuelos semanales en algunas rutas a las aerolíneas entre cuyos pasajeros no se detectan casos de coronavirus, aunque también ha penalizado reduciendo e incluso anulando las frecuencias en algunas rutas en las que sí han volado infectados.