domingo, 03 de marzo de 2024

El Centro Cultural y Recreativo Alma Gallega, cierra año a un paso de las 7 décadas

En un ambiente festivo y lleno de cultura, el Secretario Xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda,  de cierre anual en el Centro Cultural y Recreativo "Alma Gallega". Este evento no solo destacó por sus magníficas actuaciones musicales, sino también por el sólido respaldo ofrecido por la Xunta de Galicia hacia el centro y sus programas. Durante el acto, se reafirmó el compromiso de la Xunta con la colectividad gallega mediante un aumento significativo en el presupuesto destinado a programas clave como los "Obradoiros" y las "Esolas Abertas".

Las actuaciones musicales resaltaron la riqueza y vitalidad de la tradición cultural gallega, ofreciendo un reflejo vibrante de la creatividad de nuestra comunidad en el extranjero.

El evento marcó el cierre de un año de logros, siendo un momento para celebrar y reflexionar sobre los hitos alcanzados. El Secretario destacóla importancia del Centro Cultural y Recreativo "Alma Gallega" como un espacio crucial para preservar y difundir la cultura gallega. Miranda anunció un incremento considerable en el presupuesto para el próximo año, fortaleciendo programas como los "Obradoiros" y las "Escolas Abertas". “Estos programas son vitales para la educación cultural y la integración de la nueva generación de gallegos en el exterior”, señaló.

Asimismo, reafirmó el compromiso de la Secretaría con "Alma Gallega", reconociendo su papel central en la comunidad. Este respaldo se materializará en más recursos e iniciativas para garantizar que el centro continúe siendo un referente de la cultura gallega.
"Hoy celebramos no solo un año de logros culturales, sino también el brillante futuro que aguarda a 'Alma Gallega'. Con nuestro apoyo renovado y aumentado, aspiramos a expandir aún más la influencia y el impacto de este centro en nuestra comunidad”.

El cierre anual en el Centro Cultural y Recreativo "Alma Gallega" no solo honró las tradiciones y logros pasados, sino que también proyectó una mirada esperanzadora hacia el futuro y el compromiso continuo con la cultura gallega en el extranjero.