domingo, 03 de marzo de 2024

La Casa de España de la Región Parisina podría verse abocada a cerrar en los próximos meses

Francia París La Casa de España de la Región Parisina podría verse abocada a cerrar sus puertas web
Eduardo Zaplana, ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, poniendo la primera piedra de la Casa de España de la Región Parisina en 2004

Juan José Dorado

Dino Carracedo, presidente de la Casa de España de la Región Parisina (CERP) constató en el último consejo de administración de la entidad que “faltan voluntades para garantizar el futuro de esta institución” fundada por las federaciones de emigrantes en Francia.

El consejo de administración del pasado 7 de octubre, al que sólo asistieron 6 miembros a pesar de que se iba a discutir sobre el cierre o no de la CERP, presentó un panorama muy negro para el futuro. La Confederación de Asociaciones de Padres de Familias Españolas Residentes en Francia (Capferf), Solidaridad Sin Fronteras y Generación España anunciaron que no disponían de capital humano suficiente para poder garantizar el funcionamiento del centro. Dino Carracedo, en su intervención, insistió en que “sin gente para trabajar y asegurar la gestión no habrá continuidad”.

Nuevos proyectos intergeneracionales

Antonio García, expresidente de la CERP y representante de la Capferf, defendió la necesidad de reunirse en Madrid con la dirección general de Migraciones para intentar reorientar las actividades del centro y poder abrirlo a otros proyectos de carácter intergeneracional, aunque dudaba que el ministerio estuviese dispuesto a subvencionarlos. En este sentido, la CERP nació para abrir y gestionar el Centro Social para Personas Mayores Cristino García y las subvenciones acordadas lo son solo en ese marco excluyendo otros proyectos según fuentes del propio consejo de administración, lo que hace imposible poder desarrollar nuevos programas al no ser subvencionados. En el consejo se mostró además preocupación por la situación económica. “Aunque no hay déficit, la escasez de las subvenciones y el aumento de los gastos fijos” pueden llevar a la CERP a una situación de falta de recursos y liquidez para poder hacer frente a las necesidades, aseguró Carracedo.

Relaciones con la administración

Para Ramón Díaz, de la Capferf, “la administración ya no da importancia a la CERP privilegiando el CRE”. Dino Carracedo, de Generación España, consideró que las relaciones con la administración “podían ser mejores”. La administración que cuenta con dos representantes en el C.A, con voz, pero sin voto, sigue de cerca la evolución de la CERP aunque no consta que se haya pronunciado sobre la situación actual y las posibles soluciones que estaría en condiciones de aportar para garantizar la viabilidad y continuidad de la Casa de España que ocupa, por un acuerdo de cesión, una parte importante de los edificios propiedad del Estado en la Plaine Saint Denis, localidad limítrofe con París.

Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior

En conversaciones mantenidas con diferentes responsables asociativos españoles en Francia, el próximo CGCEE que se celebra en Asturias, el 6 y 7 de noviembre, debería hacer suyo como primer tema la supervivencia de las asociaciones en el exterior. “Si mueren las asociaciones, si cierran unas detrás de otras, la propia existencia del Consejo General se pone en entredicho” aseguran desde la asociación España 2000. Las asociaciones critican que las subvenciones sean cada vez más escasas y que la burocracia administrativa lleve a muchos centros a desistir a la hora de pedirlas sin olvidad que otras subvenciones, como las que existían para proyectos de comunicación, ha desaparecido, señalan desde Espamedia, asociación que publica una revista asociativa en español. “El CGCEE no solo debe preocuparse por los problemas de voto, nacionalidad o pensiones, también debe velar por que las asociaciones puedan continuar a desarrollar sus programas culturales y de ocio” asegura Jaime Muñoz, de España 2000. “Está muy bien que en Asturias se pueda debatir sobre la reactivación de las ayudas a las asociaciones, pero lo que sería de verdad eficaz es que las ayudas volviesen” asegura.

La realidad, según varios responsables asociativos, es que son las asociaciones regionales las que en algunos casos logran mantener un cierto nivel de actividades, como es el caso de la Casa Regional Valenciana de París, gracias a su gobierno autonómico, o las asociaciones con fuerte implantación en localidades francesas que reciben algún tipo de ayuda de su ayuntamiento.

Sobre el alcance de los resultados del III Pleno del VIII mandato del CGCEE sigue habiendo muchas dudas en el mundo asociativo.

¿Un cierre de la CERP para febrero?

A la espera de un cambio de política por parte de la administración central que dote de más medios a las asociaciones en el exterior el consejo de administración de la Casa de España de la Región Parisina ha previsto convocar una reunión con los presidentes de las federaciones en Francia para mediados de noviembre con el objeto de encontrar posibles soluciones a los problemas de gestión de la CERP o tomar la decisión de convocar el 3 de febrero de 2024 una asamblea general de la Casa de España en la que se vote su disolución.