martes, 26 de octubre de 2021

Camilo Vila Hernández: salió de Cuba con solo trece años gracias a la operación Peter Pan

Camilo Vila Jr. recibiendo la placa como mejor director en el WorldFest-Houston Intenacional Film Festival
Camilo Vila Jr. recibiendo la placa como mejor director en el WorldFest-Houston Intenacional Film Festival

Camilo Vila Hernández sale de Cuba en 1961 con solo trece años de edad gracias a la operación Peter Pan. 

Regresa a la isla teniendo la dicha de visitar el Muy Ilustre Centro Gallego de la Habana, donde su padre Camilo Vila Rodríguez (único cubano en ostentar el título de presidente del Centro Gallego de la Habana) como titular de esta institución tuvo que observar la intervención del Muy Ilustre Centro Gallego de la Habana. (1961) 

Quedamos en vernos y allí esperé su llegada. Al llegar observé un hombre que, a pesar de llevar muchos años fuera de Cuba no había perdido su carácter jovial como cualquiera que haya permanecido en tierra cubana todos esos largos 54 años de ausencia.

Su amplia y agradable sonrisa motiva a preguntarle: 

P- ¿Qué fue para ti llegar junto a otros niños cubanos a Estados Unidos? ¿Qué te parece estar otra vez en este castillo al estilo barroco/ecléctico donde tu padre fue el primer presidente cubano y desdichadamente el último al ser intervenido? 

 

R- “La operación Peter Pan ayudó mucho a forjar mi carácter.  Pero haber dejado a mi padre y madre en la isla y enfrentarme a la vida solo no fue tarea fácil. No obstante, logré labrar mi camino en un país desconocido como era los Estados Unido”

“Veinte niños llegamos a Wilmington en el estado de Delaware. Allí proseguí mi vida de estudiante hasta graduarme”. 

Cuba llegada de Camilo Vila webArtículo sobre la llegada de Camilo y otros niños cubanos a los Salesianos de Wilmington. (1961) 

Este niño convertido en hombre como muchos otros por las razones de todos conocida; estudió y esforzó para lograr objetivos. Termina sus estudios primarios y secundarios para dar paso al aprendizaje profesional de la fotografía en el New York Institute of Photography. También cine en la School of Visual Art. 

No estando conforme decide además cursar estudios para extranjeros en la universidad de Perugia en Italia y en la Alianza Francesa de París.

Es bueno destacar que este cubano con ascendencia gallega ha trabajado en GBO PRODUCCIONES y en MODERN LEGACY, donde obtiene varias distinciones como mejor director en el WorldFest-Houston Internacional Film Festival en el 2011.                                                                            ’           

Recuerdo muy bien que recibí a Camilo en la escalera del Muy Ilustre Centro Gallego de la Habana. 

Hombre de sonrisa amplia y carácter típico del habanero que no dejó ni dejará serlo. Recorrió junto a mí los pasillos donde de niño saltó y jugó con otros hijos de asociados del Muy Ilustre.

Al pasar frente al espacio donde radica la Federación de Sociedades Gallegas de Cuba, con más de una treintena de asociaciones afiliadas, la mayoría con más de cien años de fundarse en La Habana, Cuba y entrar al recinto observo como su rostro va cambiando por las emociones sentidas en su interior. Sin embargo, cámara en mano comienza a tomar un sinfín de imágenes que guardará para siempre como cineasta que es.

Subimos al segundo piso donde se efectuaron grandes y fastuosos bailables, que al dedillo reconoció.  

“Felipe, alrededor de todo este inmenso salón situaban sillas muy cerca de los balcones para atenuar el calor tropical” – señala con el dedo e informa – “Mira allí situaban a las orquestas contratadas”. “Viene a mi memoria el aire natural que entraba por esos hermosos balcones’.

“Amigo, los bailables en los meses de julio, agosto y septiembre se sentía mucho calor, que si no hubieran tenido en cuenta los balcones que señalé anteriormente no se podía haber disfrutado.  Cuando eran celebrados los tradicionales carnavales habaneros; mi padre, madre, hermana y yo llegábamos temprano para situarnos en uno de ellos y disfrutábamos muy felices los desfiles de carrozas, camiones y descapotables. Esto último, los domingos.  Si señor’. Emocionado y sin titubear da a conocer otros acontecimientos cuando niño en el Muy Ilustre. 

Es el momento de preguntarle:

P- ¿Por qué vistas Cuba después de tantos años fuera de ella? 

R- “Vuelvo a Cuba para reencontrarme con mi Habana y revivir mi niñez visitando el Centro Gallego de la Habana, la iglesia Jesús de Miramar donde fui monaguillo, la escuela La Salle de Miramar donde estudié mi último año y tratar de filmar un documental sobre los jóvenes en Cuba.’

¿Lograste realizarlo?

“Si lo logré en parte. Hubiera querido hacer más y más, pero...” – responde y continúa con ojos agradecidos diciendo.

“Felipe, eres una parte muy importante de mi experiencia en esta visita a Cuba. Tu humildad y desinterés me cautivó. Sin pedir nada a cambio llevaste a lugares guardados aún en mí ya no tan joven memoria’ 

“Confieso no sentí tristeza sino más bien agradecimiento por haber tenido la oportunidad después de 54 años y el privilegio de andar por los salones y pasillos donde jugué y acompañé muchas veces a mi querido padre, madre y hermana.” 

“Gracias a ti visité además la Asociación Naturales de Ortigueira donde mi padre comenzó sus andares sociales y llegó a ser presidente social. Allí pude apreciar en el sitial de honor su imagen junto a otros que obtuvieron el título de Presidente de Honor de esta conocidísima asociación gallega de La Habana, Cuba y mundo en general” 

“Agradezco mucho preparas este emotivo e inmerecido recibimiento ofrecido por la presidenta, lamentable fallecida y el vicepresidente de la asociación donde mi padre entregó su intelecto y todo el amor a Galicia, España y Cuba”

 “Disfruté mucho mis breves pero fructíferas estancias en el Muy Ilustre Centro Gallego de la Habana y Naturales de Ortigueira. También en la Sociedad Cultural Rosalía de Castro’’

“Gracias a esos humildes descendientes de gallegos por mostrarme libros y revistas que reflejan lo realizado por mi padre y otros para el realce de estas asociaciones, que a pesar del tiempo, personas buenas y nobles como ustedes siguen defendiendo”

“Me llevo un gran recuerdo de esta visita a mi Cuba, en especial, a mi Habana que jamás dejará de estar en mi corazón’ 

Cuba Camilo Vila jr. ante el retrato de su padre webCamilo frente a la foto del padre y otros presidentes de honor de Naturales de Ortigueira                      

 

Cuba Camilo Vila Jr.-2 webCamilo departiendo con la presidenta (fallecida), el vicepresidente y Felipe Cid en el salón principal de Naturales de Ortigueira 

Cuando realizo estos trabajos recuerdo al poeta y escritor gallego Vicente Risco cuando expresara: “Desde el lugar más reducido del mundo, cualquier hombre puede contemplar la inmensa grandeza del firmamento”

Felipe Cid