sábado, 18 de mayo de 2024

Los Veintiséis se reúnen para definir su relación con Gibraltar

Los negociadores de la Unión Europea y del Reino Unido se reunirán nuevamente este jueves en Bruselas para continuar las discusiones sobre la relación de Gibraltar con los Veintisiete. El encuentro contará con la presencia del vicepresidente de la Comisión Europea encargado del asunto, Maros Sefcovic, el ministro de Exteriores británico, David Cameron, el jefe de la diplomacia española, José Manuel Albares, y el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo.

Según fuentes comunitarias, la reunión buscará avanzar en las discusiones en el mismo formato que se llevó a cabo el pasado 12 de abril, cuando se reunieron Sefcovic, Cameron, Albares y Picardo en la capital comunitaria para desbloquear las negociaciones después de dos años y medio de conversaciones y 18 rondas negociadoras sin avances definitivos.

Diplomáticos han confirmado el viaje de Albares y han señalado que el objetivo de esta segunda reunión es avanzar en los aspectos fundamentales de un acuerdo que busca proporcionar prosperidad, confianza, seguridad jurídica y estabilidad a los ciudadanos de todo el Campo de Gibraltar.

En un comunicado conjunto emitido tras la reunión de abril, Sefcovic y Cameron mencionaron avances significativos en las conversaciones y acordaron líneas generales que incluyen disposiciones sobre el aeropuerto, bienes y movilidad.

La reunión de este jueves coincide con la tercera reunión entre Londres y Bruselas para evaluar la implementación del acuerdo marco que regula las relaciones bilaterales desde el Brexit, así como para abordar otras cuestiones como el apoyo a Ucrania, según ha precisado el Gobierno británico en un comunicado.

En relación a Gibraltar, el Gobierno británico ha señalado que se discutirán los avances, sin ofrecer más detalles.El deshielo político entre Bruselas y Londres se produjo el 12 de abril después de dos años y medio de negociaciones técnicas. La reunión se llevó a cabo días después del malestar causado en el Gobierno español por las declaraciones de otro vicepresidente comunitario que cuestionó las posibilidades de acuerdo antes de las elecciones europeas del 9 de junio.

El compromiso de continuar las negociaciones en las siguientes semanas fue incluido en la declaración de abril, en aras de concluir el Acuerdo UE-Reino Unido. Sin embargo, no se dieron más detalles sobre el calendario ni se aclaró si habría nuevos encuentros a nivel político para resolver el 'limbo' en el que se encuentra Gibraltar en su relación con la UE desde el Brexit.

Este acercamiento despertó alertas en Londres, y los diputados de la comisión de vigilancia de las relaciones con la Unión Europea en la Cámara de los Comunes expresaron su preocupación por el riesgo de que lo acordado suponga una cesión de soberanía por parte del Reino Unido. En su carta, los diputados llamaron a suspender las negociaciones.

Desde el inicio de las conversaciones se ha mencionado la supresión de la Verja y la entrada 'de facto' de Gibraltar en Schengen, para lo cual los controles fronterizos deberán trasladarse al puerto y el aeropuerto. Reino Unido rechaza que sean agentes españoles los que efectúen esos controles, por lo que se ha propuesto que durante un período transitorio de cuatro años esta tarea recaiga en la Agencia Europea de Fronteras (Frontex).

Otro aspecto espinoso de la negociación es el aeropuerto de Gibraltar, construido en el istmo que une el Peñón con el resto de la península y que es territorio en disputa. España ha reclamado el uso compartido de las instalaciones para beneficiar a toda la región, pero el Reino Unido se opone, considerando que choca con su postura sobre la soberanía.