miércoles, 12 de agosto de 2020

SON AUSTRALIA, ARGELIA, CANADÁ, COREA DEL SUR, GEORGIA, JAPÓN, MARRUECOS, MONTENEGRO, NUEVA ZELANDA, SERBIA, TAILANDIA, TÚNEZ, URUGUAY, RUANDA Y CHINA

Bélgica mantiene sus fronteras cerradas a los 15 países que la UE ve seguros

Bélgica mantendrá sus fronteras cerradas a los quince países extracomunitarios que la Unión Europea considera seguros y para los que el pasado 1 de julio recomendó levantar las restricciones a viajes no esenciales (básicamente, turísticos), tras meses cerradas por el coronavirus.

Los países en esta lista son Australia, Argelia, Canadá, Corea del Sur, Georgia, Japón, Marruecos, Montenegro, Nueva Zelanda, Serbia, Tailandia, Túnez, Uruguay y Ruanda, mientras que, en el caso de China, la entrada de sus ciudadanos queda vinculada a que los europeos puedan entrar allí.

No obstante, cada país es soberano sobre sus propias fronteras y tiene competencia para denegar la entrada a ciudadanos que procedan de uno de los territorios de la lista, o admitir a quienes lleguen de otro país diferente.

Según informa la agencia Belga, el Gobierno aduce que cinco de estos países aún no permiten la entrada a todos o algunos ciudadanos europeos y considera que la situación epidemiológica no es aún segura en varios de estos territorios.

Las autoridades evaluarán regularmente la situación teniendo en cuenta las cifras epidemiológicas y si hay regiones que vuelven a confinamientos.

La lista acordada a nivel europeo supone una recomendación para que la reapertura de las fronteras exteriores sea menos caótica que la imposición inicial de restricciones internas llevada a cabo en marzo, cuando el espacio Schengen sufrió importantes disrupciones de las que solo ahora comienza a recuperarse.

El Gobierno checo, por ejemplo, ha anunciado que mantendrá restricciones de entrada a quienes viajen desde Argelia, Marruecos, Túnez, Uruguay, Georgia y Ruanda, pese a que estos países están en la lista acordada por la UE.

El caso contrario es el de Croacia, que decidió ampliar la lista y añadir a su vecina Bosnia-Herzegovina, aparentemente para facilitar la llegada de electores para las generales de este pasado domingo.